Page 54

Energetica173_alta

Movilidad sostenible, eficiencia energética y hoteles: ventajas y caso real de implantación Los hoteles pueden contribuir a mejorar la movilidad local y minimizar el impacto ambiental de su actividad, ya sea renovando su flota de vehículos o incorporando puntos de recarga. CREARA ENERGY EXPERTS Dirigir un hotel es como estar al frente de una pequeña ciudad que nunca duerme. Abiertos 24 horas, siete días a la semana, los establecimientos hoteleros tienen un consumo energético reseñable. El impacto del gasto energético en la cuenta de resultados es el principal motivo por el que los hoteleros deciden poner en marcha medidas de eficiencia y ahorro energético. Pero las ventajas van más allá. Ofrecer al huésped un valor añadido, diferenciarse de la competencia y posicionarse en un mercado global, que tiende hacia la sostenibilidad y a un cliente cada vez más sensibilizado respecto al cuidado del medio ambiente son razones a tener en cuenta. Las instalaciones hoteleras consumen casi el 40% de toda la energía en Europa y son responsables del 36% de los gases de efecto invernadero, según los datos facilitados por el consorcio de NEZEH, una iniciativa de ámbito europeo cuyo objetivo es convertir los hoteles existentes en edificios de consumo casi nulo. Para rebajar estas cifras, los gobiernos reservan partidas presupuestarias en forma de ayudas para la detección e implantación de medidas de ahorro y generación de energía limpia. Son los hoteles independientes y pequeños los que más obstáculos encuentran para financiar la puesta en marcha de estas medidas, pero con un buen estudio inicial de costes y retorno de la inversión es posible lograr resultados a éxito. Una de las líneas que reportan buenos retornos tiene que ver con los planes de movilidad sostenible. Hay que considerar que una parte muy importante del consumo energético derivado del turismo es el que se realiza en los desplazamientos. Cualquier turista necesita moverse para conocer el destino en el que se aloja y su entorno próximo y los distintos medios de transporte a su disposición son consumidores de energía. Hasta la fecha, la mayor parte de las medidas de movilidad sostenible han sido impulsadas por el sector público, como parte de los Planes de Movilidad Urbana de los ayuntamientos. En el ámbito privado, cada vez son más las empresas que se están adelantando a esa demanda eléctrica que está por venir. Parece claro que el futuro de la movilidad será eléctrico y, a medida que el territorio vaya “electrificándose”, crecerá la demanda y el uso de vehículos eléctricos. En este sentido, los hoteles pueden contribuir a mejorar la movilidad local y minimizar el impacto ambiental de su actividad, ya sea renovando su flota de vehículos o incorporando puntos de recarga. Ventajas de tener un punto de carga de coche eléctrico en los hoteles Uno de los servicios relacionados con la movilidad sostenible que puede ofrecer un hotel es la movilidad eléctrica compartida o carsharing eléctrico. Para ello necesitará contar con uno o varios puntos de recarga. Las ventajas de instalar un punto de carga en el garaje o aparcamiento de un hotel son claras. Según Darío Pérez, director de Desarrolllo de Negocio de Creara Energy Experts, “por un lado la empresa se anticipa a la necesidad de huéspedes con poder adquisitivo alto y de empresa, que, según las previsiones, van a desplazarse en coche eléctrico en un futuro cercano. Al mismo tiempo, el hotel que ofrece la instalación de carga se desmarca de la competencia y refuerza su política de responsabilidad social corporativa reduciendo el impacto ambiental de su actividad”. Si un hotel tiene instalado un punto de recarga, podrá proporcionar corriente eléctrica tanto a los coches eléctricos de los clientes que se hospeden en el hotel como a la flota de vehículos que eventulmente éste pueda poner a disposición de sus huéspedes y/o empleados. Además, situarse en el mapa estatal de puntos de carga de conveniencia para clientes no alojados puede traducirse en publicidad para el establecimiento y en una mayor 54 energética XXI · 173 · ENE/FEB18


Energetica173_alta
To see the actual publication please follow the link above