Page 47

Energetica173_alta

EFICIENCIA ENERGÉTICA EN HOTELES AÑO kWh kWh/kg COSTE BIOMASA GASÓLEO C (L) ��/L GASOIL COSTE GASÓLEO AHORRO € 2015 1.531.996 3,99 57.554 151.876 0,66 99.895 42.341 planta de generación, o bien impulsada por las bombas auxiliares propias del edificio. La importancia del sistema de control es crucial, pues permite extraer el máximo rendimiento a la instalación y gestionar y comandar todos los elementos de la instalación. El sistema genera informes periódicos que registran cualquier incidencia, haciendo posible un seguimiento exhaustivo de la instalación y un mantenimiento preventivo, que reducirá los costes y las paradas por avería. Parámetros de diseño En las instalaciones centralizadas se debe adoptar el concepto de simultaneidad como criterio de diseño. En cada edificio pueden existir zonas con usos y necesidades energéticas distintas, por lo que la demanda máxima de cada zona no coincidirá en el tiempo y por ello la carga máxima simultánea de todo el conjunto será inferior a la suma de las cargas máximas de cada zona. Por ello, se recomienda diseñar la instalación para la carga máxima simultánea, lo que permite reducir el tamaño de los equipos de la planta central, con una menor inversión inicial y gastos de explotación. La responsabilidad del servicio que proporciona el hotel hace que se busque por un lado la redundancia o al menos la presencia de una capacidad mínima de reserva en caso de avería de una o varias máquinas. El mantenimiento de estas instalaciones suele ser llevado a cabo por personal cualificado, apoyado en los sistemas de diagnosis que incorporan los controles electrónicos de las instalaciones al favorecer la rotación del equipo, igualando su desgaste y detectando y señalizando el fallo de algún componente. Las relativas grandes dimensiones de los sistemas centralizados, con redes de distribución de calor y frío, hacen aconsejable el uso de más de una máquina de producción, en paralelo. La estrategia de control aconsejada es el secuenciado de máquinas mediante la optimización del coeficiente de eficiencia energética (COP/EER). De acuerdo a la demanda existente, y teniendo en cuenta la mejora del rendimiento a carga parcial de las enfriadoras, el sistema arranca el número de bombas y etapas estrictamente necesario, optimizando el consumo de energía. La rápida amortización de costes de bombeo (que en el total del sistema puede llegar a ser hasta el 25%) y la mayor eficiencia a carga parcial (estimada en el 80% del tiempo de operación del sistema), compensan con creces su implantación. Red de distribución Sistemas de generación térmica 1.- Calefacción y ACS La estructura del subsistema red de calor “district heating” con calderas de biomasa integra el suministro del combustible renovable, la planta de generación y la red de distribución y suministro de agua caliente. La biomasa alimenta dos equipos, formados por un quemador más caldera de 300 kWt de potencia unitaria y depósitos de acumulación e inercia. Dentro del conjunto hay un multiciclón para la separación de partículas y un contenedor para las cenizas. Un aspecto clave en el sistema “red de distrito” es el combustible, y se ha comprobado más rentable la utilización de biomasa. La tabla de ahorros económicos por la simple sustitución del combustible es la tabla 1, con los datos extrapolados de un hotel de referencia existente. El ahorro anual en combustible es prácticamente la mitad, ya que el litro de gasóleo proporciona la energía de aproximadamente 2 kilogramos de biomasa. El PCI del gasóleo es de unas 8.900 kcal/l y el de los pellets de unas 4.500 kcal/kg. El rendimiento de estas calderas es del 90% y se ha considerado un 25% de pérdidas en el transporte y distribución de agua hasta las unidades terminales. Esto hace que la medida no produzca una reducción en los consumos de energía, aunque sí ahorros económicos y en emisiones. 2.- Bomba de calor hidrotérmica (BdCh) Un sistema geotérmico está integrado, generalmente, por tres subsistemas principales, un intercambiador de calor subterráneo, que extrae o cede calor, una bomba de calor, que transfiere el calor entre el intercambiador, y el sistema de distribución del edificio o zonas de servicio. La geotermia de baja entalpía es una energía considerada renovable y muy eficiente pues la estabilidad en la temperatura del subsuelo permite rendimientos elevados. Mediante un sistema de captación adecuado y una bomba de calor geotérmica se puede proporcionar parte de la climatización integral del complejo hotelero y el suministro de agua caliente sanitaria. Los sistemas de geotermia de muy baja temperatura, y en particular hidrotermia, proporcionan ahorros de energía que, comparados con sistemas convencionales de combustible fósil o eléctricos, aerotermia, pueden representar entre un 30% y un 70%. Los sistemas de producción geotérmica se califican como renovables, no sólo por recuperar energía de este tipo captada del terreno, sino por el ahorro de energía primaria y de emisiones de CO2 frente a sistemas de climatización convencionales. La propuesta está dirigida principalmente a la generación de agua fría, pero se estudia también para la producción de ACS, pues los niveles térmicos son adecuados y la inversión es apreciable. En principio se propone que la bomba de calor proporcione parte de la demanda térmica de frio y calor y que las puntas y generación de sustitución se haga con los actuales equipos y sistemas VRV de condensación por aire. 3.- Calderas de condensación de gas natural GN Se ha propuesto también la incorporación de una acometida de gas natural para alimentación de calderas de gas natural de condensación en la sala técnica centralizada de generación térmica, como eventual apoyo a la producción de agua caliente en las calderas de biomasa, para los servicios de calefacción, ACS y cocinas �� Tabla 1. Estimación de ahorros por sustitución a calderas de biomasa. energética XXI · 173 · ENE/FEB18 47


Energetica173_alta
To see the actual publication please follow the link above