Pagina principalArtículos y Entrevistas OnlineGrupos electrógenos y equipos auxiliares

Grupos electrógenos para data centers: cómo garantizar la disponibilidad de los datos de manera eficiente

Isabel Royo Roqueta, Marketing Manager de Dagartech

Imagen del grupo electrógeno instalado en el Centro de Datos de uno de los establecimientos de El Corte Inglés de Málaga
Imagen del grupo electrógeno instalado en el Centro de Datos de uno de los establecimientos de El Corte Inglés de Málaga

Los cortes en el suministro de la red eléctrica son escenarios temidos en múltiples aplicaciones. Aunque poco frecuentes en países con infraestructuras estables, las consecuencias que pueden derivarse de esa interrupción en el suministro pueden ser en ocasiones irreparables y, en el mejor de los casos, conllevar un elevado impacto económico.

Los Centros de Procesamiento de Datos (CPD) son uno de esos ámbitos de aplicación, donde dar continuidad al almacenamiento, gestión y comunicación de los datos es innegociable.

Según el Uptime Institute, en 2021 el 43% de las interrupciones en data centers se debieron a interrupciones en el suministro eléctrico. El 15% de los CPDs estimaban que sus pérdidas por falta de servicio habían superado el millón de dólares.

En este escenario, donde el impacto en dinero y tiempo es extraordinariamente alto, garantizar el suministro de energía frente a eventuales interrupciones en el suministro de data centers exige entender muy bien las necesidades particulares de la instalación y ofrecer una solución inteligente y equilibrada.

 

Continuidad y máxima fiabilidad, las principales demandas de los operadores de CPDs
Dar continuidad a los servicios de TI, y hacerlo de manera fiable, es la máxima prioridad de propietarios y operadores de data centers. Cuando hablamos de dar una continuidad “total” en centros de datos, de lo que realmente estamos hablando es de satisfacer las necesidades y expectativas conforme a la actividad del CPD, y hacerlo de forma fiable.

En el sector de la generación de energía, se confunde en ocasiones la calidad del grupo electrógeno con la disponibilidad y fiabilidad de la instalación. Así, apostar por generadores de elevada calidad y máximas prestaciones proporcionará una mayor fiabilidad en la respuesta del equipo en términos absolutos, pero la disponibilidad del CPD va mucho más allá, pues el generador o generadores no son los únicos componentes del sistema.

 

¿Cómo podemos maximizar la fiabilidad de un centro de datos?
Si queremos aumentar la fiabilidad de la instalación, lo que debemos hacer es apostar por la redundancia de equipos en la misma.

En la actualidad, la fiabilidad de las instalaciones de TI se ha incrementado mediante la redundancia en el diseño de la misma, la mayor calidad en las vías de suministro de energía eléctrica y las mejoras de software.

En cualquier caso, tendremos que buscar un equilibrio en el diseño de la instalación y proponer niveles de redundancia suficientes para dar lugar a una instalación confiable.

La disponibilidad continua de los datos en las instalaciones de CPDs no es subjetiva. Ya hace más de 20 años que el Uptime Institute estableció unos niveles de clasificación Tier en función de la disponibilidad de la instalación de TI. Estos niveles, así como los requerimientos y diferencias entre ellos, dieron lugar a unos estándares que son ampliamente considerados por parte de los operadores de data centers y fabricantes de equipos.

Así, se definieron cuatro Tier asociados al nivel de disponibilidad del centro de datos:

  • TIER I: Instalaciones sin redundancia.
  • TIER II: Redundancia aislada. Solo presentan redundancia los componentes más críticos (SAI y generador).
  • TIER III: Redundancia activa-pasiva. Además de la duplicación de componentes críticos redundantes, hay una segunda vía de alimentación paralela y pasiva.
  • TIER IV: Sistema doble completo. Dos sistemas plenamente redundantes en paralelo (duplicamos, de forma literal, la instalación).

Como es lógico, cuanto mayor es dicho Tier, mayor es también el coste de la instalación, pero también se reducirán las probabilidades de fallo, los tiempos de inmovilización anual del centro de datos y, por supuesto, los costes que pudieran derivarse de una interrupción también serán menores.

A continuación, estudiamos paso a paso el equipamiento destacado de uno de nuestros últimos proyectos para un Data Center Tier II.

 

Proyecto Dagartech: energía de emergencia para el Data Center de un establecimiento de El Corte Inglés de Málaga
Dagartech ha completado otro proyecto para equipar el Centro de Datos de uno de los establecimientos de El Corte Inglés en la ciudad de Málaga. Esta instalación era la encargada de proveer y garantizar los servicios de la red de comunicaciones y datos del establecimiento comercial.

El grupo electrógeno será el encargado de alimentar los circuitos esenciales de la instalación en condiciones de emergencia, así como la carga de los SAI del centro de datos, para una alimentación ininterrumpida.

El motor como componente más crítico de la instalación: 275 kVA de potencia ESP y regulación electrónica

Tras un dimensionamiento previo de las necesidades de potencia del centro de datos, éstas se estimaron en 275 kVA ESP (instalación de TI Tier II). Concretamente, se optó por una motorización Volvo TAD 841 GE.

 

Regulación electrónica para una potencia estable y constante
Una de las cuestiones principales en una instalación de TI es garantizar unas condiciones favorables y constantes de tensión y frecuencia. De este modo, ante un eventual fallo de red, deberán alcanzarse de forma ágil dichos parámetros y mantenerlos estables mientras el generador se encuentre en funcionamiento. Por ello, el motor debía incluir regulación electrónica.

 

La respuesta rápida del motor en el arranque, crucial en el centro de datos
Además de garantizar unos niveles de potencia estables durante el funcionamiento del equipo, el arranque del generador será otro de los momentos críticos en una instalación, máxime si se trata de un data center. Así, la premisa será conseguir un arranque rápido y fiable.

Por esta razón, se incluyó un motor eléctrico con sistema independiente de baterías (sin mantenimiento), que actuaba como sistema redundante de apoyo al motor de arranque incluido de serie.

Además, el grupo electrógeno se equipó con un sistema de caldeo de motor con el que mantener una temperatura constante y equilibrada en el bloque motor. De este modo, garantizamos el arranque del equipo en el menor tiempo posible.

 

El alternador, otro de los componentes críticos de un generador para centros de datos

  • PMG y regulador de tensión para una mayor estabilidad

El alternador es otro de los componentes críticos en un generador.

En una instalación de TI, el objetivo será mantener unos valores de tensión estable, con variaciones de voltaje por debajo del 0,5%, así como unos bajos niveles de distorsión armónica y de interferencias.

En esta dirección, el alternador se equipó con (PMG) MX321, con sensor de fases y regulador de tensión automático.

 

  • El papel de las resistencias anticondensación

El propósito de incluir resistencias anticondensación en el alternador es combatir la oxidación, la corrosión y el deterioro de este componente por el efecto de la humedad.

Mediante la incorporación de resistencias anticondensación se consigue reducir los niveles de humedad en el componente por condensación.

En ambientes costeros y con elevada humedad, incluir resistencias anticondensación es un requisito imprescindible.

 

La centralita: el cerebro del generador
Se debe tener en cuenta que, en un centro de datos, la disponibilidad de la instalación es, junto a la fiabilidad, el aspecto clave que rige todo planteamiento. Por ello, las necesidades del proyecto iban más allá de contar con una centralita que hiciera posible la puesta en marcha del generador al fallo de red.

Por ello, además de equipar el grupo electrógeno con una centralita de control Deep Sea (DSE 7320 MKII) – tras previa detección de anomalías o fallos en la red –, también se dotó al generador de un módulo de comunicaciones DSE 890 WebNet.

Una de las premisas bajo las que se abordó el proyecto era poder contar con completas herramientas de diagnóstico y monitorización del grupo electrógeno.

En un data center Tier II, las labores de mantenimiento no planificado pueden poner en peligro el funcionamiento y acceso a los datos de la infraestructura. A todo lo anterior se suma que, contar con herramientas de diagnóstico facilita la planificación de los mantenimientos necesarios.

De este modo, se facilitaba la detección rápida y anticipada de averías y se hacía posible un seguimiento adecuado de las horas de funcionamiento de la máquina y de su consumo. Esto es especialmente útil para planificar la reposición de combustible (contando, además, con un sistema de lecturas y alarmas completo).

Todo ello se logra mediante la integración de un módulo de comunicación DSE 890 WebNet. 

¡Ayúdanos a compartir!

Artículos sobre grupos electrógenos y equipos auxiliares | 05 de agosto de 2022 | 924

Próximos eventos
Especial Feria Efintec
cidetec, laboratorio de baterías, mubil, electromovilidad

 

Últimas entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información
 energetica21.com - Revista de generación de Energía y Eficiencia Energética  

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional