Page 66

Energetica_179

REDES DE CALOR Y FRÍO Redes de calor, eficiencia energética y gestión inteligente España tiene un objetivo que cumplir de cara a la Unión Europea1: que en 2020 nuestro país sea capaz de generar, a partir de biomasa para usos térmicos, el equivalente a 4,85 millones de toneladas de petróleo. Es decir, que España produzca una horquilla de entre nueve y once millones de toneladas de biomasa al año, lo que convierte en una realidad inminente la necesidad de buscar fuentes alternativas a los combustibles fósiles. VEOLIA La biomasa está cada vez más presente en nuestro país y la tendencia es que siga creciendo en los próximos años. Según los datos del Observatorio de Biomasa2, se ve cómo en los últimos diez años el número de instalaciones de biomasa ha aumentado en más de 150.000. Las instalaciones que utilizaban biomasa como fuente de energía en 2017 ascendían a casi 245.000, mientras que en 2008 esta cifra apenas superaba las 9.500 instalaciones. La concienciación existente entre la población, las organizaciones y la Administración justifican el auge de las instalaciones de biomasa en los últimos diez años. Todo el mundo comienza a comprender que apostar por el desarrollo de las centrales de biomasa es apostar por las energías re- 1 Plan de Energías Renovables 2 Número total de instalaciones de biomasa en España - Observatorio de la Biomasa novables y salir de la dependencia de los combustibles fósiles. Sin embargo, a pesar de sus múltiples beneficios como su fácil obtención, producción y precio estable a lo largo del año –que la convierten en una buena opción para proyectos de eficiencia energética a largo plazo–, la biomasa sigue siendo una energía alternativa que genera desconocimiento entre los ciudadanos. Las redes de calor son una muestra de eficiencia energética y gestión inteligente, se trata de redes de gestión y producción de calor que reducen el consumo energético y el coste asociado, a la vez que se reducen el impacto medioambiental y mejoran la calidad de vida. El principal combustible utilizado por estos sistemas de suministro es la biomasa: tres de cada cuatro redes de calor y frío emplean esta fuente de energía, bien de forma única o combinada con otros combustibles. Su crecimiento está aumentando considerablemente. Como demuestran los datos del censo, la existencia de este tipo de redes crece cada año y, de acuerdo con los últimos datos, es previsible que España cuente con más de 700 redes de calor en el año 2020, es decir, un 95% más3. Además, su existencia ha supuesto un ahorro de 224.000 toneladas de CO2 al año y un ahorro medio del 82% en el consumo de combustibles fósiles4. Desde Veolia, como empresa de experiencia internacional con amplio conocimiento local, hemos desarrollado varios proyectos que ponen de manifiesto la eficiencia de la biomasa y las redes de calor como fuente de energía alternativa. En los tres trabajos que presentamos a continuación, la compañía ha analizado de manera pormenorizada cada una de las necesidades para dar siempre la solución óptima, más sostenible y eficaz. Móstoles Ecoenergía: el primer proyecto privado con alianza pública Móstoles, una de las ciudades con mayor densidad de población de la Comunidad de Madrid, puede presumir de contar con una de las mayores redes de calor de la Unión Europea. El Ayuntamiento de la ciudad, en su apuesta por encontrar un modelo energético más sostenible, llevó a cabo la red de calor de biomasa Móstoles Ecoenergía de la mano de Veolia: el primer proyecto en España 100% privado con una alianza pública con el Ayuntamiento de Móstoles. Los trabajos incluyeron la ejecución de las obras de construcción de la central de generación de la red de calor, formada por 3 Expobiomasa 2017 4 Censo de Redes de Calor y Frío 2017 - ADHAC Red de calor District de Móstoles. 66 energética XXI · 179 · SEP18


Energetica_179
To see the actual publication please follow the link above