Page 36

Energetica_179

SOLAR FOTOVOLTAICA Enemigos de la fotovoltaica (III): huellas de caracol En esta tercera entrega de la serie ‘Enemigos de la fotovoltaica’ profundizaremos sobre un defecto que podemos encontrar en módulos fotovoltaicos debido a una deficiente calidad de los materiales y/o manipulación: la huella de caracol o snail track. GERHARD MEYER RESPONSABLE DE CALIDAD EN AS SOLAR IBÉRICA Y AUDITOR FOTOVOLTAICO CERTIFICADO POR TÜV RHEINLAND La fotovoltaica será uno de los pilares del suministro de electricidad en las siguientes décadas. Nadie pone en duda su madurez tecnológica, ya que ha demostrado durante los últimos tiempos una gran fiabilidad y capacidad de generar grandes cantidades de energía de forma distribuida. Como en todas las tecnologías, debe haber un proceso constante de mejora, tanto de rendimiento como de seguridad. Esto implica no solamente mejorar las tecnologías y la eficiencia del material, sino también la identificación de fallos y los remedios para eliminarlos o, si es imposible, reducir al máximo su impacto. En esta entrega profundizaremos sobre un defecto que podemos encontrar en Si las huellas se ven alejadas del borde de la célula, podemos concluir que haya una microfisura y una pérdida de rendimiento y seguridad del módulo. De este modo, sería necesario realizar una inspección asegurar la existencia de micofisura y por tanto la sustitución del módulo afectado módulos fotovoltaicos debido a una deficiente calidad de los materiales y/o manipulación: la huella de caracol o snail track. ¿Qué es la huella de caracol? Denominamos “huella de caracol” al fenómeno de la decoloración de las finas líneas de plata (gridlines) utilizadas en la recogida de los electrones. Se muestran como líneas irregulares, de color marrón oscuro, sobre las células. Este defecto fue descubierto hace más de 10 años, cuando los primeros operadores de plantas reportaban este extraño fenómeno que afectaba a muchos módulos, pero no a todos. Este fenómeno, se puede detectar a simple vista y suele aparecer durante el primer año de operación del módulo, normalmente, entre tres meses y un año después de la instalación. Las huellas de caracol no se generan de forma espontánea, sino que aparecen alrededor de una microfisura de la célula y en las zonas de bordes de esta. La huella de caracol en sí no afecta ni al rendimiento ni a la seguridad, no obstante, la microfisura de la célula subyacente sí es un defecto grave y Célula monocristalina de silicio con huella de caracol (fuente: IEA). Varias huellas de caracol sobre células policristalinasl (fuente: First Green). 36 energética XXI · 179 · SEP18


Energetica_179
To see the actual publication please follow the link above