Page 73

Energetica177

DIÉSEL Y GAS las RES con centrales eléctricas de turbinas, pero existen otras alternativas disponibles en el mercado y que se aproximan a la cuota de mercado de las centrales eléctricas de turbinas tradicionales a gran escala, como puede ser la tecnología de motores a gas semirrápidos. Los motores a gas semirrápidos en configuración de ciclo abierto reúnen las siguientes características, que los convierten en la opción perfecta para estabilizar la red y actuar como respaldo de las energías renovables: • Las centrales eléctricas de gas de ciclo abierto prestan servicios auxiliares y una potencia firme que asegura una red de alta calidad; • Son muy flexibles: la energía puede aportarse a la red en tan solo unos minutos. En general, los motores de gas suelen arrancar en menos de 10 minutos. Por ejemplo, los motores MAN Diesel & Turbo de gas de velocidad media pueden llevarse a su velocidad máxima, sincronizarse y cargarse por completo en menos de 3 minutos, mientras que las centrales de ciclo combinado necesitarían entre 30 y 45 minutos. Esto hace que el coste del ciclo de arranque/parada de una configuración de ciclo combinado sea mucho más elevado que el de los motores a gas. La mayor flexibilidad que ofrecen los motores a gas también se puede apreciar en la toma de carga. Por ejemplo, los motores MAN Diesel & Turbo pueden soportar fluctuaciones de carga de más del 25 % por minuto y bajar hasta a un 5% de carga; • Los motores de gas tienen una gran eficiencia tanto a plena carga como a carga parcial, así como en condiciones ambientales extremas. Los motores a gas de MAN Diesel & Turbo tienen una eficiencia en ciclo abierto de alrededor del 50 %, mientras que las turbinas de gas aeroderivativas de ciclo abierto alcanzan valores medios del 42% y dependen en gran medida de la temperatura ambiente y la altitud. Los motores MAN a gas equipados con turboalimentación de dos etapas no padecen reducción de potencia hasta los 2.500 m de altura o los 53 °C de temperatura ambiente; • Las soluciones de MAN para cubrir picos de potencia con motores de gas se basan en un concepto modular, que consiste en módulos de generación eléctrica con una densidad de potencia elevada instalados en centrales compactas y con costes de capital optimizados; • Desde un punto de vista operativo, la tecnología de motor semirrápido no sufre pérdidas de potencia con las horas de funcionamiento, en comparación con las turbinas. Asimismo, el incremento del consumo de combustible con las horas de funcionamiento se recupera prácticamente tras cada intervalo de mantenimiento. Además, los motores cuentan con múltiples capacidades de arranque y parada sin que se vean afectados los intervalos de mantenimiento, lo que garantiza una disponibilidad sustentable de potencia. Las centrales medianas o pequeñas con motores de gas han sido muy demandadas en los mercados emergentes debido a su flexibilidad de funcionamiento, eficiencia, modularidad y reducido tiempo de suministro. En mercados maduros, como el europeo, su popularidad se está disparando gracias al incremento de las energías renovables que, por sí mismas, no pueden reemplazar la gran cantidad de energía generada hasta el momento por el carbón y las centrales nucleares ya que las turbinas eólicas y los paneles solares solo producen energía cuando hay viento o hace sol. Por consiguiente, en el futuro se necesitarán centrales eléctricas que puedan generar electricidad al momento y sean capaces de contrarrestar las fluctuaciones de la producción de las renovables. Otro aspecto importante que cabe tener en cuenta es la sustitución de las centrales de combustibles fósiles por otras con menos emisiones de CO2. Además, los motores de gas también pueden cumplir los requisitos de emisiones con carga parcial. Por ejemplo, en Alemania MAN Diesel & Turbo ya contaba en 2014 con una central eléctrica de motor de gas en funcionamiento en las instalaciones de VW en Brunswick. La central permite al fabricante automovilístico generar calor y energía de alta eficiencia y emite unas 30.000 toneladas menos de CO2 al año. La energética EnBW logrará ahorros aún más importantes gracias a su central de motores de 30 megavatios. En la localidad alemana de Stuttgart- Gaisburg, que sustituirá a una central eléctrica alimentada principalmente por carbón, y reducirá por tanto las emisiones de CO2 en hasta 60.000 toneladas métricas al año. Las centrales energéticas con motores a gas siguen siendo una tecnología bastante joven en los mercados europeos, donde acaban de empezar a ganar terreno. Más adelante, conformarán una base sólida de un futuro sistema energético capaz de cumplir con los ambiciosos objetivos climáticos y de eficiencia establecidos. No obstante, para conseguir la inversión necesaria hay que pensar a largo plazo y reconocer los servicios que prestan estas nuevas centrales mediante un mecanismo regulador adecuado, como tarifas de capacidad firme y flexible �� energética XXI · 177 · JUN-JUL18 73


Energetica177
To see the actual publication please follow the link above