Page 50

Energetica177

PUBLIRREPORTAJE | BIOMASA EL SECTOR OLEÍCOLA EN ESPAÑA CONTINÚA APOSTANDO POR LA GENERACIÓN DE ENERGÍA CON BIOMASA España es una referencia internacional por la calidad de sus productos agrícolas, mapa dentro del cual ocupan un lugar especial los cultivos oleícolas. Actualmente conforman en torno a un 12% de las tierras cultivadas en España, localizadas principalmente en Andalucía, Extremadura, Castilla y Cataluña; tierras que suman un total de 200 millones de olivos. Estas cifras sitúan a España como el primer productor mundial de aceite de oliva. Una preocupación constante por el entorno natural y humano El sector oleícola es un sector potente, con muchas posibilidades de desarrollo y con un gran número de personas a su servicio, tal y como se puede deducir del primer párrafo; no obstante, tiene retos que afrontar. Entre sus más urgentes desafíos se encuentra la gestión de residuos, una cuestión a la que hace frente prácticamente cualquier industria. Para hacer del problema de los residuos una oportunidad de desarrollo, los productores oleícolas están invirtiendo en equipos, en concreto calderas industriales de biomasa, que les permitan ser más sostenibles mediante la reducción de la huella de carbono. Además, dichos equipos hacen posible la obtención de la energía que necesitan para sus procesos, siendo en ocasiones suficiente para, además de autoabastecerse energéticamente tanto de calor como electricidad, verterla a la red eléctrica. De esta manera el sector oleícola además de invertir en el desarrollo económico, lo hace en el entorno, los recursos humanos y naturales y el medio ambiente. El orujillo como combustible, un recurso con gran potencial energético El proceso de fabricación del aceite de oliva genera gran cantidad de residuos, los cuales son en ocasiones difíciles de gestionar. Dentro del conjunto de los residuos que produce el sector oleícola se encuentra el orujillo, el cual proviene del orujo que ya ha sido secado una vez es extraído el aceite. Destacar que el orujillo cuenta con un poder calorífico de entorno a 4.200Kcal/kg en base seca, lo que lo hace idóneo para ser aprovechado con fines energéticos. El orujillo es además un biocombustible con alta demanda en el mercado, pero añadir que siempre es más interesante su aplicación dentro del mismo proceso. Se evita así tener que comprar combustible contaminante por un lado, mientras que por el otro, se está vendiendo combustible renovable, o lo que es lo mismo, energía limpia. ¿Un tipo de biomasa difícil de aprovechar? El orujillo es un tipo de biomasa compleja; es decir, tiene un alto contenido en ceniza y cloro, pero lejos de ser difícil de aprovechar, lo único que es preciso tener en cuenta, según afirma INNERGY, empresa especializada en el desarrollo de soluciones para la generación y aplicación de calor con biomasa, lo realmente importante es contar con una solución a medida de estas características. Contar con el sistema de combustión adecuado, con la potencia 50 energética XXI · 177 · JUN-JUL18


Energetica177
To see the actual publication please follow the link above