Page 40

Energetica194_ok

INDUSTRIA 4.0 Y ENERGÍA Tecnología IoT para dotar a los centros de transformación de inteligencia, mejorar su mantenimiento y la calidad de la red eléctrica La creación de un sistema de monitorización de este elemento de la red junto a sensores inteligentes de vibración y frecuencia ha permitido tener un conocimiento preciso de su funcionamiento para mejorar su mantenimiento y detectar anomalías en tiempo real LOURDES MARTÍNEZ DIRECTORA DE COMUNICACIÓN Y MARKETING DE AMPLÍA En estos 17 años que llevamos trabajando en Amplía con compañías eléctricas, empresa tecnología que ha desarrollado un software para la monitorización de activos, nos hemos percatado que los operadores eléctricos no disponen de datos en tiempo real para monitorizar la mayor parte de los equipamientos residentes en los centros de transformación de energía. Estos elementos son los responsables de transformar la energía de media y baja tensión para que llegue a los hogares y a la industria de forma correcta y precisa. Las nuevas normativas europeas y nacionales que exigen un mayor uso de energías renovables en sustitución del carbón y la reducción de emisiones de gas, les ha llevado a iniciar sus primeros pasos con la modernización de equipos de medición inteligentes, como los contadores inteligentes, adaptación de los antiguos con la incorporación de nuevos sensores de calor y temperatura, la sensorización de todos los elementos de la red y realizar una instalación equilibrada de sistemas que sobrecargan en buena medida la red. Estas sobrecargas en componentes eléctricos o conductores provocan fallos en la red y las instalaciones envejecen prematuramente debido a estas anomalías. En este escenario eléctrico, comenzamos a trabajar con nuestro partner Inael, fabricante de material eléctrico de Alta y Media Tensión en Europa y América Latina, al darnos cuenta del gran desconocimiento que existía de las condiciones generales de rendimiento de los componentes de la red y que esto tenía una relación directa con el riesgo de incidentes y la falta de disponibilidad de electricidad a los usuarios. En varios estudios y pruebas de concepto con Inael, hemos detectado que existen ciertos puntos críticos en un centro de transformación. Las sobrecargas y los aumentos de temperatura generan un deterioro en las partes y elementos del transformador. Por ejemplo, el dieléctrico de su interior que es de aceite normalmente, cuando sufre sobreesfuerzos, químicamente se altera. Esto afecta a la capacidad de rendimiento y es una de las principales causas de fallo de los centros de transformación. Con la introducción de los sensores de frecuencia y vibración para analizar las emisiones electromagnéticas y el sistema de monitorización de OpenGate, conseguimos tener un histórico de la situación sobre cuándo ha sucedido y cómo ha afectado ese cambio e incluso el tipo de incidencia detectada. En este sistema tenemos almacenados, identificados y categorizados todos los datos. Podemos visualizar la información según el interés de cada usuario (operario técnico o jefe del proyecto) y crear operaciones y generar alertas cuando, por ejemplo, la vibración sea intensa entre ciertos parámetros. De la misma forma, cuando realizamos miles de maniobras sobre las celdas del centro de transformación, hemos detectado una serie de comportamientos en la resonancia de la estructura que afecta al ciclo de vida de los equipamientos involucrados. Por eso, adquiere vital importancia, conocer que el comportamiento anómalo en un componente puede generar resistencia y provocar un exceso de temperatura en la línea. Con todo ello, se consigue mejorar la eficiencia energética al conocer los fallos y las anomalías que se producen en los elementos del centro de transformación, conocer cómo las variaciones de unos elementos afectan a otros que imposibilitaba el suministro de red y con qué frecuencia se daban. Ahora, es posible planificar las tareas de mantenimiento, reducir las emisiones de gases ya que muchas de estas tareas se hacen en remoto desde la plataforma de IoT OpenGate, o el personal especializado lo realiza en menos tiempo al saber dónde y porqué se produce el fallo. Además, podemos optimizar las inversiones y las operaciones de la propia red al tener un conocimiento exacto y preciso de su comportamiento �� 40 energética XXI · 194 · MAR20


Energetica194_ok
To see the actual publication please follow the link above