Page 23

Energetica194_ok

AUTOCONSUMO 1. El proveedor ofrece un proyecto llave en mano que incluye la instalación y la tramitación de todas las licencias y permisos de la instalación. El consumidor invierte en su propia planta y se convierte en el propietario. 2. El proveedor acomete la inversión en el sistema de autoconsumo en las instalaciones del consumidor. Este a cambio firma un contrato PPA por la energía producida, acordando el precio de compra de la energía, así como la duración del contrato. 3. El proveedor ofrece un servicio de EPC y financia la instalación a través de un leasing (a través de una institución financiera de terceros, o a través de su propia división de financiación). Al final del contrato, el consumidor puede comprar la instalación a un precio residual, calculado en base al coste de la inversión o en función de los ahorros proyectados durante la vida útil restante, generalmente alrededor de los 25 años. Los autoconsumidores residenciales generalmente están interesados en la primera opción, mientras que los modelos de contratos PPA y leasing son más comunes entre los consumidores industriales. Afry ha desarrollado un modelo para estimar el ahorro económico que pueden alcanzar distintos tipos de consumidores bajo los diferentes modelos de negocio. Como ejemplo, un consumidor de la tarifa 6.X tiene un perfil de carga estable con una reducción del consumo durante los meses de verano y los días no hábiles. Si este consumidor contrata un proyecto llave en mano (opción 1) podría recuperar la inversión en un plazo de 6 años y vería una reducción promedio cercana al 10% en la factura anual de electricidad a lo largo de los 25 años del panel; señalemos no obstante que los ahorros dependerán de los precios futuros de la energía solar capturada, a su vez muy ligados al incierto precio futuro del gas, y al incierto desarrollo de potencia solar total en el sistema eléctrico. Como inconvenientes de dicha opción, el consumidor tiene que realizar un pago por adelantado y además hacerse cargo de la operación de la instalación y la gestión de los excedentes de producción, que es una actividad no relacionada con su negocio. Como alternativa, firmar un PPA por 15 años podría ofrecer al consumidor un descuento del 3% al 5% en su factura eléctrica3. Ha de tenerse en cuenta que la negociación del precio del PPA suele ser un proceso largo, dada la alta volatilidad de los forwards de OMIP y su actual tendencia a la baja; los forwards baseload para Q2 y Q3-2020 ahora se negocian por debajo de €37/MWh y €40/MWh, lo que proporciona incentivos más bajos para instalar sistemas fotovoltaicos que cuando los futuros para 2020 y 2021 se negociaban por encima de €50/MWh en el verano de 2019. El leasing se presenta como una buena oportunidad, ya que el pago anual está más que compensado por los ahorros que el consumidor experimenta en la factura al haber reducido su consumo de la red4. 3 Basado en precios de PPA negociados actualmente y en la visión Central de AFRY sobre la proyección de los precios del mercado eléctrico 4 Para un consumidor con un término variable anual de El estudio prevé que la reducción anual esté en el rango de 4% a 6% dependiendo de la tasa de leasing, con la posibilidad de aumentar estos ahorros si el panel se compra al final del contrato. En cuanto a la inversión del proveedor bajo las opciones 2 y 3, se estima que se amortizaría entre los 7 y 9 años, dependiendo del Capex inicial de los paneles y el PPA o leasing negociado. Este análisis para España sugiere que: • La instalación de sistemas fotovoltaicos parece ser económicamente rentable para los consumidores finales, ya sea mediante una inversión inicial o mediante PPA o leasing (sujeto a la futura evolución del mercado mayorista y los peajes). • Es probable que el gran peso del componente fijo de la factura eléctrica junto con la proyectada reducción de los “precios capturados solares” contengan la masificación del autoconsumo en España, siempre que el principal motor siga siendo puramente económico. • La penetración de la generación distribuida en España alcanzaría cerca del 4% de la demanda anual nacional, con un total de 4 a 6 GW instalados en 2030, o 400-600MW al año en promedio. Esta cifra representa alrededor del 15% de la capacidad fotovoltaica total proyectada para 2030 por el Plan Nacional de Energía y Clima de España, por lo que se espera que la capacidad restante corresponda a proyectos de gran escala �� su factura eléctrica de €1millón, el ahorro se encuentra entre los k€150-170/año energética XXI · 194 · MAR20 23


Energetica194_ok
To see the actual publication please follow the link above