Page 38

Energetica193

ESPECIAL CHINA CYBRID EL INCONFORMISTA TECNOLÓGICO Energética ha visitado la empresa china Cybrid Technologies en Suzhou, cerca de Shanghai. Su tecnología KPf es hoy un estándar internacional y el 23.8% de los módulos en el mundo cuentan con láminas que han salido de sus fábricas. La firma conoce como pocos la composición de los módulos fotovoltaicos. Se consideran especialistas en materiales poliméricos y están muy pendientes de las necesidades de sus clientes. Enfocados a mejorar el rendimiento de los paneles solares, han desarrollado materiales para backsheets y encapsulantes POE. Su último negocio en desarrollo se llama MoPro. Mark Wu no puede ocultar su entusiasmo por la tecnología. Su formación como ingeniero se refleja en su discurso y en la política de la empresa que lidera. Como CEO de Cybrid, su firma ha logrado irrumpir en el mercado para desbancar en menos de una década a sus competidores y convertirse en el mayor fabricante de ‘backsheets’, –las láminas posteriores de los módulos fotovoltaicos–, en el mundo. ‘Innovar’ es un término con el que se identifica la empresa, que tiene el 12.5% de sus empleados trabajando en el departamento de I+D. El no aceptar lo establecido en el mercado y la investigación continua de nuevas soluciones les ha llevado a registrar más de 180 patentes y elevar a Cybrid a la cima. El método ‘fluor –skin’ –la f minúscula de la combinación de backsheets KPf–, patentado por ellos, les ha dado fama mundial. En el mundo fotovoltaico el backsheet sigue siendo uno de los grandes desconocidos. La lámina trasera apenas llama la atención, sin embargo, es una pieza clave de protección del módulo. Lo que parece una simple lámina es una auténtica obra de alta tecnología. En el mercado hay cada vez más oferta y diferentes tecnologías, pero no todas protegen de la misma manera contra la humedad, las inclemencias climáticas o la radiación ultravioleta, entre otros factores. Muchos promotores solamente han aprendido a base de experiencias que lo barato puede salir caro. Fisuras, delaminaciones, el temido ‘yellowing’, son escenarios que horrorizan a cualquier propietario de una instalación solar y son directamente resultados de productos fabricados con materiales deficientes o no aptos para ciertas regiones. Los defectos influyen directamente en la eficiencia y el rendimiento de un módulo y por ende en toda la instalación, lo que distorsiona la rentabilidad esperada de una planta. El mercado ‘backsheet’ crecerá Los pronósticos que sitúan a la energía solar como la energía dominante del futuro, benefician a los fabricantes de componentes solares. Según la consultora Orion Market Research, esta fase de crecimiento mundial continuará en los años venideros. Para el mercado de las láminas posteriores, los analistas barajan cifras que van desde un crecimiento CAGR del 6% hasta 2025 (Orion Market Research) o un 9.97% CAGR hasta 2024, según la consultora Knowledge Sourcing Intelligence. La firma Markets and Markets ha llegado a la conclusión de que hasta 2023 el mercado de las ‘backsheets’ en las instalaciones fotovoltaicas flotantes alcanzará el CAGR más elevado, ya que se espera un fuerte crecimiento en este segmento. Una tendencia que podría hacer sombra al crecimiento de los módulos con backsheet son los módulos vidrio/vidrio que renuncian a la lámina posterior del módulo. Muchos de los módulos fotovoltaicos bifaciales que se han puesto de moda sobre todo en Asia, apuestan por la solución de doble vidrio. Mark Wu, CEO de Cybrid Technologies. 38 energética XXI · 193 · ENE/FEB20


Energetica193
To see the actual publication please follow the link above