Page 68

Energetica magazines

BALANCE 2018 PERSPECTIVAS 2019 Biogás, balance anual del sector en 2018 y expectativas para 2019 El biogás agroindustrial es una tecnología con una enorme implantación en Europa y que ha generado grandes expectativas en España desde hace más de una década. No obstante, tratándose incluso de una tecnología madura y contrastada, ha generado una realidad muy inferior a las previsiones del sector, con apenas 50 plantas de biogás agroindustrial instaladas en España, mientras que en el sector de vertederos, depuradoras y RSU ha sido más exitosa. El 2018 ha sido un año bastante gris desde el punto de vista de la construcción de proyectos medioambientales, en línea con la realidad del sector desde el año 2012, debido a: Ausencia de incentivos a la generación eléctrica mediante biogás, tras el Decreto- Ley 1/2012 (“moratoria” a las renovables). • Desincentivación del autoconsumo eléctrico mediante peajes de respaldo • Inseguridad jurídica • Tasa de hidrocarburos • Impuesto a la producción de energía • Ausencia de marco regulador e incentivos al biometano Y, lo más relevante de todo, ausencia de una política de estado que busque armonizar el desarrollo rural, la gestión de los residuos agroganaderos, la necesidad de reciclar nutrientes, y el cumplimiento de los objetivos de reducción de emisiones, que conducirían irremediablemente a una mayor implantación de proyectos de biogás y biometano en España. No obstante, en lo relativo a la legislación, puede decirse que el año 2018 ha sido el más positivo en bastante tiempo, siendo sus novedades más relevantes de cara al sector: • El Real Decreto-ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, establece que la energía autoconsumida de origen renovable, cogeneración o residuos estará exenta de todo tipo de cargos y peajes, y se mencionan cuestiones tan interesantes como el incremento de los derechos de emisión. También en 2018 hemos visto la suspensión de la tasa de hidrocarburos a las plantas de biogás. • La Resolución de 8 de octubre de 2018, de la Dirección General de Política Energética y Minas, por la que se modifican las normas de gestión técnica del sistema NGTS-06, NGTS-07 y los protocolos de detalle PD-01 y PD-02, introduce algunas modificaciones beneficiosas para el futuro desarrollo del gas natural renovable, tales como la relajación en los niveles máximos de O2 y la disminución también del mínimo de metano, pasando de un 95% a un 90%. • Por otro lado, el Anteproyecto de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, de noviembre de 2018, donde en su artículo 13 se especifica el fomento del biometano, se habilita al Gobierno a aprobar mecanismos de apoyo y otros que permitan su inyección en la red de gas natural, así como un sistema de certificados de gas renovable. Por primera vez en mucho tiempo, se eliminan barreras a los proyectos y comienzan a sentarse las bases de lo que podría ser un gran desarrollo del gas natural renovable en el futuro, mediante decretos que vislumbran marcos más favorables y condiciones de inyección más razonables. Respecto a la construcción de nuevos proyectos e iniciativas vinculadas al biogás, el sector del biogás agroindustrial se encuentra en una situación comprometida. Tanto tiempo sin apoyo ha acabado con la resistencia financiera de muchas empresas españolas que trabajan en el sector. España se mantiene en el furgón de cola del biogás agroindustrial europeo, ni siquiera llega al grupo de países que sobrepasan las cincuenta instalaciones, como Letonia y Portugal. Como proyecto más relevante en biogás agroindustrial, destaca sin lugar a dudas la puesta en marcha de la planta de biogás de 4,5 MW ubicada en Navia, y promovida por Biogastur. También son destacables algunas iniciativas en biometano, como la EDAR de Bens de Naturgy o el proyecto de La Galera de AGF Procesos. Los avances principales en España se prevén asociados a los numerosos proyectos de I+D que hay en desarrollo, asociados a producción de gas natural renovable o de valorización de digestatos, como son lo interesantes proyectos Life Methamorphosis, In-Brief o Anadry, realizados por consorcios de empresas privadas y organismos públicos. También en el 2018 se comienzan a vislumbrar las primeras plantas de producción de fertilizantes a partir de digestatos, como son Almenar o Kernel Export. La industria del gas natural renovable nacional necesita un marco estable similar al del resto de países europeos, generado a partir del reconocimiento del gas natural renovable como palanca de desarrollo rural, sostenibilidad medioambiental y descarbonización de la energía, generando valor añadido para la sociedad, el medio ambiente y la industria nacional. Si esto se produce, existe el convencimiento que este sector va a comenzar una etapa de crecimiento importante en los próximos años, pues está prácticamente todo por hacer �� FRANCISCO REPULLO Y LUIS PUCHADES PRESIDENTE Y VICEPRESIDENTE, RESPECTIVAMENTE, DE AEBIG (ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE BIOGÁS) 68 energética XXI · 182 · DIC18


Energetica magazines
To see the actual publication please follow the link above