Page 66

Energetica magazines

BALANCE 2018 PERSPECTIVAS 2019 Cogeneración e industria, un buen equipo para 2019 Cerramos 2018 con una esperanzadora, pero insuficiente, buena noticia: la aprobación del Real Decreto Ley 20/2018 que incluye medidas para las cogeneraciones de alta eficiencia que superen su vida útil después del 1 de enero de 2018 extendiéndola dos años, un derecho que quedará extinguido cuando se desarrolle un nuevo régimen regulador para la cogeneración, un plan renove que suponga por fin un marco estable. La medida responde a una demanda que ACOGEN venía reclamando al Gobierno desde hace muchos meses. Para contextualizar la situación, conviene comenzar por los datos 2018, que pendientes de cierre oficial, parece que indicarán que la cogeneración ha vertido un 2,2% más de electricidad a la red que en 2017. En el acumulado del año, ha vertido un 3% menos que en el periodo equivalente de 2012, año de máximo histórico. Del total de instalaciones, 1.015 plantas, un 46% no perciben retribución regulada. En términos de potencia supone el 26% del total. De igual forma, con datos aún a agosto, un 35% de las instalaciones no ha funcionado en 2018, lo que equivale al 20% de la potencia total registrada, 5.664 MW. Por otro lado, se observa un decremento en el registro de la CNMC, tanto en número de instalaciones como en potencia. Volviendo al RDL, es una medida necesaria para que esas industrias sigan operando que evitará el cierre de muchas instalaciones que van finalizando su vida útil. Sin ella se habría producido una escalada de costes energéticos en las industrias, una pérdida de eficiencia del sistema energético y un aumento notable de las emisiones. Los industriales que cogeneramos hemos recibido positivamente la medida del Gobierno que nos da un poco de aire para seguir trabajando y reclamando un nuevo marco estable que posibilite la operación más allá de 2020 y que fomente nuevas inversiones en renovación de plantas y en plantas nuevas, favoreciendo una mayor utilización de combustibles renovables, gas natural o de bajas emisiones. Para una industria dos años es apenas nada. Con una visibilidad tan corta no se puede planificar la actividad productiva ni se pueden tomar decisiones de futuras inversiones. Desde ACOGEN pedimos al Ejecutivo un desarrollo regulatorio que aporte certidumbre y seguridad para planificar la actividad industrial a medio y largo plazo, manteniendo y potenciando las contribuciones de la cogeneración a la transición ecológica y a la competitividad. Nos felicitamos de que el RDL reconozca que la cogeneración es un instrumento relevante para la mejora de la eficiencia energética y la reducción de las emisiones en la industria y que resulta necesario y urgente extender su vida útil para que toda la capacidad siga operativa, evitando que cuantiosos recursos económicos tengan que ser destinados a su sustitución en un momento en que la financiación será un recurso escaso. El RDL señala que la industria necesita seguir operando sus cogeneraciones con un mínimo de rentabilidad y que su cierre significaría la escalada de costes energéticos, pérdida de eficiencia del sistema energético y aumento de emisiones, ya que las empresas tendrían que sustituir la cogeneración por consumo eléctrico y equipos generadores de calor equivalente. En el RDL se afirma que es urgente evitar la pérdida de eficiencia del sistema y de rentabilidad de sus operadores puesto que en 2018 y 2019 finalizan su vida útil decenas de instalaciones con una potencia estimada de 248 MW, de los que 237 MW son instalaciones de cogeneración de alta eficiencia que utilizan combustibles renovables o gas natural. La cogeneración es pura eficiencia energética, indispensable para esa transición ecológica y permite que cientos de industrias del país generemos el calor y la electricidad que necesitan nuestros procesos productivos con alta eficiencia económica y ecológica. Desde 600 industrias intensivas en calor contribuimos a la generación de riqueza y de empleo, porque el 20% del PIB industrial nacional se fabrica con cogeneración, en empresas que mantienen más de 200.000 empleos directos, empleos estables, cualificados y de calidad. Si hablamos de grandes cifras, la cogeneración genera casi el 12% de la electricidad del país, empleando el 25% de la demanda nacional de gas y satisfaciendo el 23% de la demanda de energía final de la industria española. El reconocimiento de la cogeneración en el mundo La cogeneración está implantada en todo el mundo pero especialmente en los países desarrollados y en aplicaciones asociadas a la industria, mayoritariamente. En Estados Unidos existen unos 82.400 MW instalados de cogeneración, en más de 3.600 industrias que producen el 12% de su ANTONIO PÉREZ PALACIO PRESIDENTE DE ACOGEN (ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE COGENERACIÓN) 66 energética XXI · 182 · DIC18


Energetica magazines
To see the actual publication please follow the link above