Page 65

Energetica magazines

BALANCE 2018 PERSPECTIVAS 2019 diseña toda la política y acciones en materia energética. En 2018 se han revisado al alza los objetivos de mejora de la eficiencia energética, de reducción de gases de efecto invernadero y de penetración de las renovables, que había establecido poco antes (noviembre de 2016) el Clean Energy Package, ese ‘tsunami’ normativo que marcaba la hoja de ruta del sector energético en la Unión Europea hasta 2030. Objetivos que son ambiciosos, pero que no pueden ser menores si queremos cumplir el reto climático que tenemos por delante. Y creemos que son ambiciosos, porque mejorar la eficiencia energética un 32,5% con respecto al tendencial PRIMES 2007 en la Unión Europea, o incluso un 35% como propone España implica, solo en el sector de la edificación, rehabilitar energéticamente 100.000 viviendas al año en España. El impulso de la Unión Europea es sin duda decidido. En 2018 se ha publicado la nueva Directiva de Eficiencia Energética en Edificios, que actualiza la de 2010 y modifica la Directiva 27/2012 de eficiencia energética. Una Directiva que da una vuelta de tuerca para que los edificios, tanto los de nueva construcción como los existentes sean de consumo casi nulo, ya que actualmente son responsables del 40% del gasto energético en la UE. En España en 2018 se ha avanzado enormemente en el desarrollo normativo que será la base para la transición energética. Se ha reformado el CTE-HE si bien la normativa para regular los Edificios de Energía Casi Nula todavía no ha visto la luz. La importante Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que previsiblemente saldrá a consulta pública a principios de 2019, será el principal instrumento legal que de amparo y cobertura a la política energética y medioambiental en los próximos años. Y el Plan Integral de Energía y Clima, que marca las líneas de actuación a seguir tanto en materia energética como medioambiental hasta 2030, también está ya redactado y se deberá enviar a Europa antes de finalizar el año. Además, otros factores permiten que miremos el futuro del sector con optimismo, como los que citamos a continuación: • La entrada en vigor de la ley de 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, que si bien ha supuesto un cierto parón en la contratación de las Administraciones en 2018, entendemos va a suponer un impulso a estos contratos a medio plazo, pues simplifica los mecanismos y ofrece más garantías y transparencia para contratantes y contratados, incluyendo por primera vez la eficiencia energética como uno de los criterios cualitativos a valorar en los procesos de adjudicación. • El nuevo criterio de Eurostat, por el que las inversiones en proyectos EPC (en los que el riesgo es asumido por la ESE) pueden no contabilizar como déficit de las entidades públicas, también creemos que propiciará a medio plazo que muchos gestores de escuelas, hospitales, ministerios y otros edificios públicos, puedan promover inversiones en las que la financiación no pese en los balances contables. • La publicación de la Norma UNE de Proveedores de Servicios Energéticos, que busca que los clientes puedan distinguir y comparar a los ofertantes por el tipo de actividad que realicen y categorizarles por su experiencia y capacidades, también en un impulso a las inversiones en eficiencia energética en el sector privado. Un año incierto Para las empresas de A3e, y para gran parte del sector de la eficiencia energética en general, 2018 ha sido un año incierto. Al menos es la sensación que tenemos en la asociación. Las buenas perspectivas que se vislumbran a medio y largo plazo no se han visto anticipadas este año, al menos para muchas empresas de servicios. El gran número de auditorías energéticas realizadas en el 2016 y 2017, derivadas del RD 56/2016, ha conllevado menos implantaciones o inversiones de las que se esperaban a priori. Cierto es que muchas de estas auditorías se hicieron tan solo para cumplir con la obligación, de forma rápida y con alcances muy limitados, sin verdadero ánimo de mejorar la eficiencia energética. Muchas empresas han adaptado su porfolio de servicios a la mayor demanda recibida de proyectos relacionados con el vehículo eléctrico, la infraestructura de recarga, instalaciones, y energías renovables, principalmente de autoconsumo fotovoltaico. Ello ha hecho que desde A3e abramos nuestro discurso y hayamos ampliado el abanico de las temáticas que solemos abordar. Así, nuestro grupo de trabajo sobre autoconsumo ha preparado un interesante documento adaptado ya al RD 15/2018 que verá pronto la luz. Igualmente, el grupo de trabajo de infraestructura de recarga del vehículo eléctrico está adaptando su trabajo a la nueva normativa. Hemos publicado un interesante modelo de contrato y guía de servicios energéticos de gran utilidad para ayuntamientos y administraciones, ya que ofrece y comenta distintas alternativas para adaptar el clausulado a las circunstancias particulares y preferencias de la Administración correspondiente. La publicación de la nueva ISO 50.001 a mediados de año también ha propiciado que abordáramos y difundiéramos sus principales novedades en un documentoguía, y preparemos un webinar para aclarar dudas tanto a las empresas que deben adaptarse como a las nuevas que quieren empezar a mejorar su gestión energética bajo el nuevo estándar. Hemos empezado a impartir los 3 cursos de compra de energía desarrollados en 2017: optimización de la factura, contratos PPAs y compra directa por parte del consumidor, además de realizar 3 convocatorias de nuestros cursos de auditor energético. En total formado a casi 100 alumnos. Por último, destacaría entre las actividades más relevantes de A3e durante 2018 la organización de FOROGEN -Foro Nacional de Gestión Energética- por cuarto año consecutivo, y los Premios Eficiencia Energética A3e-El Instalador. Dos eventos muy reconocidos en el sector que han vuelto a reunir a cerca de 200 asistentes y que contribuyen a acercar oferta y demanda, es decir, empresas e instituciones interesadas en mejorar sus consumos energéticos y expertos del sector. En definitiva, un año en el que, desde el punto de vista del sector, hemos avanzado mucho y decididamente hacia la transición energética, dando mayor cabida a los aspectos climáticos y medioambientales, y desde el punto de vista de la asociación, hemos dedicado nuestros esfuerzos a seguir dando servicio a nuestros asociados adaptando nuestro discurso a las necesidades del sector �� energética XXI · 182 · DIC18 65


Energetica magazines
To see the actual publication please follow the link above