Page 25

Energetica magazines

PUBLIRREPORTAJE con el análisis y detectadas mediante el monitoreo son el “Micropitting” y el “WEC”. El Micropitting hace referencia a un tipo de fatiga superficial que forma picaduras microscópicas de menos de 10 μm, estas picaduras pueden propagarse promoviendo el picado de los dientes de los engranajes de la multiplicadora, y empeorando por tanto la transferencia de potencia. Entre los factores que afectan a su formación, encontramos; la calidad del lubricante, el grosor de la película de lubricación, las partículas contaminantes y abrasivas, y la presencia de humedad. El “WEC” (White Etching Crack) es un fenómeno relativamente nuevo en el mundo de la aerogeneración, que ya se había manifestado en otras aplicaciones como la automoción o la industria. Consiste en la formación de grietas en el interior de la superficie de los rodamientos de media y alta velocidad de la multiplicadora, alterando la composición microestructural del acero que lo compone. Normalmente se produce en la primera etapa en servicio del rodamiento, ente 1 año y 5 años. Aunque las causas que los producen no se han clarificado aún, parece que factores como la humedad, desviaciones de cargas eléctricas y ciertos aditivos metálicos del lubricante afectan negativamente a este fenómeno. • La degradación del lubricante, el análisis de este punto nos va a permitir conocer la vida real del lubricante en servicio. El periodo de cambio de un lubricante en un mantenimiento preventivo de una multiplicadora es de 3 años aceite mineral y 5 años aceite sintético. En el caso del hidráulico el periodo de cambio es de unos 5 años. Sin embargo, en muchas ocasiones la vida útil del lubricante llega más allá de estos periodos de cambio establecidos de manera preventiva. Pruebas de campo con el lubricante CEPSA AEROGEAR SYNT 320 reportaron óptimos resultados durante 7 años en servicio y sin agotar la vida útil del lubricante. Realizar el cambio del lubricante de manera predictiva, basada en el diagnóstico del lubricante, puede reportar importantes ventajas económicas y medioambientales. Este hecho, puede suponer un ahorro de hasta 2.500 €/ MW, asociado a este ahorro también tenemos que valorar positivamente el residuo que dejamos de generar moderando el consumo de lubricantes. El futuro de la monitorización del lubricante pasa por la automatización de procesos y la obtención de medidas a tiempo real que nos permitan modelizar el comportamiento del lubricante considerando todas las variables del entorno de funcionamiento �� energética XXI · 182 · DIC18 25


Energetica magazines
To see the actual publication please follow the link above