Page 68

Energetica_181

GRUPOS ELECTRÓGENOS Gas vs diésel Tradicionalmente, la opción de elegir entre un generador diésel y un generador a gas ha sido relativamente sencilla. La demanda eléctrica y el coste en aplicaciones para potencias elevadas, generalmente favorecían al diésel en el rango de 150 kilovatios de electricidad (kW) o más, en aplicaciones de emergencia tanto a nivel industrial como residencial. Sin embargo, las innovaciones tecnológicas están consiguiendo que los generadores alimentados a gas sean más rentables y potentes. Además, los problemas de almacenamiento de combustible y la fiabilidad de los generadores diésel se están convirtiendo en un desafío cada vez mayor. PRAMAC IBÉRICA Por último, cada vez son más las empresas que buscan soluciones para reducir su huella de carbono, por lo que cada vez están más abiertas a buscar opciones que sean más respetuosas con el medio ambiente. Como resultado, los fabricantes de grupos electrógenos de emergencia, los contratistas eléctricos e ingenieros eléctricos tienen muchas más opciones de combustible gaseoso que antes. Generadores diésel vs gas: una perspectiva tradicional El diseño de soluciones de energía de emergencia ofrece considerables ventajas tanto para los generadores alimentados a diésel como para los que se alimentan a gas. Una de las principales ventajas de un generador alimentado a gas es el tiempo de funcionamiento proporcionado por un suministro continuo de gas natural. En comparación, los generadores que funcionan con diésel brindan acceso a energía de respaldo en áreas remotas que no cuentan con una infraestructura de combustible gaseoso. En aplicaciones de energía de emergencia con 150 kWe o más, un generador diésel genera un coste por kilovatio de electricidad más bajo que un generador a gas. Los intentos de reducir esta disparidad, tales como la conversión de motores industriales diésel a gas sólo generan costes de ingeniería que se suman al proyecto. Como resultado, los generadores diésel tienen esta ventaja de coste en aplicaciones de emergencia, lo que los convierte en los más habituales en el mercado. Adicionalmente una parte significativa del mercado, como los hospitales y centros de emergencias, utilizan generadores diésel debido a los requisitos específicos de combustible en el sitio. Mientras que los generadores alimentados por combustible LP cumplen también con dichos requisitos, como pueden ser sistemas diseñados para funcionar con una doble configuración de gas, con gas natural como primer suministro y LP como combustible secundario, la ventaja en cuanto a coste capital se refiere, convierte a los generadores diésel en la solución preferida cuando el combustible en el sitio es una necesidad. Desafíos del diésel A pesar del amplio respaldo de energía de emergencia que ofrecen para aplicaciones de gran potencia, los generadores que funcionan con diésel pueden tener algunos inconvenientes, que a menudo se pasan por alto. Entre ellos destacan el almacenamiento del combustible y la fiabilidad, así como las cuestiones ambientales. Almacenamiento del combustible No hay duda de que la capacidad de almacenar combustible diésel en el lugar satisface una necesidad crítica de energía de respaldo en áreas remotas sin una infraestructura de combustible gaseoso. Sin embargo, debido a que se almacena durante largos períodos de tiempo, la contaminación y descomposición suelen ser una auténtica preocupación. De acuerdo con Exxon Mobil, el combustible diésel se puede almacenar durante un máximo de un año sin reducir su calidad, siempre y cuando se mantenga limpio, fresco y seco. Los períodos de almacenamiento más prolongados requieren filtraciones periódicas y la adición de estabilizadores de combustible y biocidas. En el caso de un grupo electrógeno diésel de emergencia, podría tomar como ejemplo un generador de combustible diésel con un tanque de tamaño para 72 horas de funcionamiento a plena carga, durante unos 20 años para consumir un solo tanque de combustible. Sin un debido mantenimiento, el combustible podría contaminarse con agua y biomasa. El agua entraría al tanque 68 energética XXI · 181 · NOV18


Energetica_181
To see the actual publication please follow the link above