Page 16

Energetica_181

ACTUALIDAD INTERNACIONAL RENOVABLES Las renovables cubrirán el 50% de la demanda en Europa en 2030 y al menos el 80% en 2050 Schneider Electric ha realizado un nuevo estudio, “Digital Grid Unleashed”, que aborda las tendencias del sector energético – descarbonización, digitalización y descentralización – y cómo afectarán al futuro de las compañías eléctricas. Entre las claves para una evolución exitosa, la compañía ha identificado la necesidad de una mayor participación de los usuarios, más información en tiempo real sobre los recursos energéticos distribuidos y el almacenamiento de datos basados en la nube. La Agencia internacional de la Energía (AIE) estima que, en 2040, el consumo global anual de electricidad será un 70% mayor que en 2015, con los retos que eso supone. “El reto es cubrir ese aumento del consumo reduciendo, al mismo tiempo, las emisiones. Por lo que se hace necesario transitar hacia una energía descarbonizada, digitalizada y descentralizada”, asegura Jesús Manuel Ríos, VP de Energy de Schneider Electric Iberia. Las energías renovables cubrirán el 50% de la demanda en Europa en 2030 y al menos el 80% en 2050, según el estudio de la multinacional. Se espera que la generación solar y eólica combinadas supere la producción de gas natural en 2030 y la de carbón en 2035. Para 2040, alrededor del 5% de la electricidad del mundo será generada por la energía fotovoltaica a pequeña escala (PV), y en concreto en Europa será del 9%. Son las nuevas tecnologías, las políticas reguladoras y unos precios favorables los que nos están llevando hacia ese escenario, acelerando el desarrollo de fuentes de energía renovables, limpias y bajas en carbono. Este cambio también se refleja en la manera como se diseñan y actualizan las redes eléctricas y, por este motivo, las compañías eléctricas deberán afrontar este reto replanteándose sus estrategias de inversión en tecnología y estrechando la relación con sus clientes, como Partners. Casi el 70% de la eólica en Cuba será desarrollada por tres empresas españolas El 68,7% de la producción eólica total de Cuba va a ser desarrollada por españolas en los próximos cinco años, instalando una capacidad de 450 MW. El volumen conjunto de inversión de estas empresas superará los 600 millones de USD, a lo que hay que sumar la explotación de estas instalaciones durante 25 años. Además, se van a crear sinergias muy significativas con otras empresas españolas, fabricantes de aerogeneradores y contratistas de obra civil, encargadas de desarrollar la ingeniería, construcción y servicios de operación y mantenimiento. Cabe destacar, por otro lado, que el desarrollo de estos campos eólicos también supondrá, por parte de estas empresas, la ejecución de infraestructuras esenciales para la implementación de las inversiones en renovables, como la actualización de la red eléctrica de conexión, sistemas de comunicaciones, mejora en puertos y viales o la construcción de centros de control y telemando. En la actualidad, la isla está siendo foco de inversión, motivado por el gran potencial que presenta el territorio por razones climáticas y de seguridad, auspiciada por la política de apertura cubana en su intento de eliminar la dependencia económica del exterior. Para ello Cuba, está intentado crear un favorable ambiente de negocios propiciado por la aprobación de la Ley Nº 118, denominada Ley de la Inversión Extranjera. La cartera de oportunidades que brinda a la inversión es muy diversa y va desde la minería al sector agroalimentario pasando por las energías renovables. Es en este último sector es donde el posicionamiento de las empresas españolas es de gran relevancia, especialmente en el sector eólico, donde nuestro país siempre ha sido puntero tanto en lo referente a promoción como a explotación y mantenimiento, y más en América Latina, donde el dominio español está fuera de toda duda. La Unión Eléctrica Cubana ha estudiado y previsto la instalación de 633 MW en 13 parques eólicos, con lo que se producirán más de 100 GWh/año y se evitará la emisión de más de 900 mil toneladas de CO2. La promoción de estos parques se lleva a cabo mediante la inversión directa del estado o mediante el concierto con empresas extranjeras para la construcción, operación y posesión a cambio de un PPA (power purchase agreement o contrato de compraventa de energía) por un periodo determinado. 16 energética XXI · 181 · NOV18


Energetica_181
To see the actual publication please follow the link above