Page 60

ENERGETICA MAGAZINE. Octubre 2018

REDES INTELIGENTES En primer lugar, se sensoriza el activo para poder identificar a los activos y trazar todas las operaciones realizadas sobre ellos con el objetivo de disponer de información en todo su ciclo de vida, desde la planificación, diseño, desarrollo, puesta en servicio y mantenimiento, hasta el desmontaje y decomisionado del mismo. Se utilizan para este fin modelos de etiquetado a través de tecnologías NFC/RFID, IoT o sensores inteligentes que integran hardware y software basado en Blockchain y que, instalados en la circuitería de los activos de la red (CT’s, apoyos, etc), permiten gestionar todo el ciclo de vida, consiguiendo certificar y conservar en un registro inmutable, las intervenciones y transacciones en las que el activo es protagonista. El modelo se resume en disponer de la información adecuada, en el momento adecuado y sobre el dispositivo adecuado. Una vez sensorizado el activo, es necesario explotar y monitorizar sus datos relevantes alcanzando una gestión inteligente del activo. Gracias a uso de modelos de datos BigData y desarrollo de algoritmos analíticos sobre la información, será posible la transformación de los datos recopilados en información relevante y la capacidad para la realización de predicciones y simulaciones tales como la integración de la actividad de tala y poda dentro de la gestión de la red eléctrica simulando el crecimiento de la masa arbórea y controlando toda la información recopilada por los sensores. Soluciones para la gestión de la Smartgrid El cambio regulatorio establecido por la Orden ITC/3860/2007 y la orden IET/290/2012, que implica la sustitución del parque de contadores actual por un parque de contadores telegestionados, ha impulsado de forma determinante el desarrollo del Smart Metering fomentando la evolución de la red actual. La gestión de este parque y de toda la infraestructura desplegada en la Smartgrid (equipos, dispositivos, redes de comunicación, etc.) se realiza principalmente mediante soluciones EDM (Energy Data Management) que, aunando las capacidades de una solución MDM y de otras adicionales como MDC (Meter Data Capture) o MDA (Meter Data Analytics), capturan y gestionan los datos procedentes de contadores inteligentes, explotando la información mediante análisis predictivos y de detección de fraude. Para la gestión de los nuevos modelos de negocio que aparecen en torno a la Smartgrid como la generación distribuida, el almacenamiento de energía, la respuesta a la demanda, el almacenamiento energético, las microgrids y la gestión del excedente energético, se están impulsando soluciones en torno a la gestión, control y capacidad de hosting de recursos de energía distribuida (DERs) como paneles solares, baterías de almacenamiento, cargas controlables, etc. basadas en los datos de los elementos sensorizados y algoritmos analíticos, plataformas de gestión de programas de Demand Response basadas en Blockchain y VPPs para la optimización del consumo de energía capaces de unir redes de recursos de energía distribuida creando valor a nivel de clientes, distribuidoras y mercado mayorista. Por último destacar la integración del vehículo eléctrico en la red como punto clave en la evolución hacia la Smartgrid, siendo tendencia la implantación de plataformas Blockchain que mediante Smart Contracts, gestionen tanto la identificación del cliente como las transacciones energéticas y económicas entre todos los agentes intervinientes, como pueden ser los clientes, las distribuidoras y las comercializadoras. Soluciones para el mantenimiento de la Smartgrid Con dos objetivos principales, el primero de ellos aumentar la seguridad del operario dotando a la fuerza de campo de la capacidad para realizar los trabajos de desarrollo y mantenimiento de la red inteligente a distancia gracias a la incorporación de drones y robots que facilitan el control, el seguimiento y la supervisión de trabajos colaborando en el mantenimiento y la limpieza de activos críticos situados en localizaciones remotas o de difícil acceso como aerogeneradores o instalaciones fotovoltaicas, y fomentando el uso de wearables, como por ejemplo Smart- Glasses, basados en realidad aumentada que permiten a cualquier operario realizar labores de mantenimiento, supervisión y comunicación con los activos sensorizados consiguiendo el efecto manos libres, obteniendo mayor seguridad y en consecuencia optimizando la actividad. Además, para eliminar los riesgos derivados de los desplazamientos a localizaciones peligrosas y la realización de tareas de riesgo o con materiales peligrosos, la capacitación de operarios se realiza con soluciones de realidad virtual y aumentada, simulando entornos realistas e inmersivos. En este sentido, se está invirtiendo en este tipo de soluciones, las cuales se basan en modelos de training que simulan procesos predefinidos en la plataforma, permitiendo además visualizar el estado en tiempo real de las instalaciones y enriquecer dichos procesos con estos datos. El segundo objetivo es la digitalización y optimización de procesos de mantenimiento de la red. Las soluciones de movilidad aportan, de forma adicional a la seguridad, 60 energética XXI · 180 · OCT18


ENERGETICA MAGAZINE. Octubre 2018
To see the actual publication please follow the link above