Pagina principal › Noticias › Política energética y normativa

Las energías renovables redujeron el precio del mercado en 5.370 millones de euros

APPA Renovables ha presentado el Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España. En 2016, el sector contribuyó con 8.511 millones de euros al PIB nacional, aportando 1.000 millones en fiscalidad neta y mejorando nuestra balanza comercial con un saldo exportador neto de 2.793 millones de euros. El sector empleó a 74.566 trabajadores y produjo ahorros en importaciones energéticas de 5.989 millones de euros. Los ahorros producidos en el mercado eléctrico (5.370 millones), superiores a la retribución específica percibida, confirman que las renovables abaratan nuestra factura de electricidad.

La presentación del Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España ha congregado en Madrid a más de 150 profesionales del sector energético. El estudio, que alcanza su novena edición, ha sido presentado por el presidente de APPA Renovables, José Miguel Villarig, y el director general de la Asociación, José María González Moya, que estuvieron acompañados por el director general del Club Español de la Energía, Arcadio Gutiérrez.

El Estudio trata de arrojar luz sobre los costes y beneficios que las energías renovables aportan a nuestra economía en un momento en el que se está debatiendo la velocidad de adopción de las mismas dentro de la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética.


Leve repunte del PIB y descenso del empleo
En 2016, el sector renovable contribuyó con 8.511 millones de euros al PIB nacional. El leve crecimiento no se ha producido por un aumento en el aporte energético, dado que la potencia permanece prácticamente estancada, con solo 43 nuevos megavatios, y la energía vendida ha disminuido. Esta recuperación obedece más a la reactivación de algunos sectores tecnológicos fruto de la subasta de nueva capacidad renovable registrada en 2016 (500 MW de eólica y 200 de biomasa) y el anuncio de nuevas subastas previstas para 2017.

El empleo, al contrario que el PIB, sufrió un retroceso y se situó en 74.566 puestos de trabajo, 2.760 menos que el año anterior. Se trata del nivel más bajo de empleos de toda la serie analizada, con un descenso cercano al 50% respecto al año 2008, cuando el sector empleaba a 142.940 trabajadores. Este descenso se ha debido a un fuerte ajuste de los empleos de las instalaciones en funcionamiento, derivado de la reforma eléctrica y, en particular, en las tecnologías asociadas a la bioenergía, más intensivas en empleos.


Año 2016, fin del primer semiperiodo regulatorio
El año 2016 ha supuesto la finalización del primer semiperiodo regulatorio (2014-2016). Un semiperiodo en el que las renovables han dejado de ingresar 930 millones de euros, de los cuales 356 se prevé́ que sean percibidos por las instalaciones a lo largo de su vida útil y el resto, 574 millones, no los recuperará nunca el sector renovable. Esta cifra podría ampliarse con 664 millones adicionales en el segundo semiperiodo (2017-2019) por una irreal estimación del precio de la electricidad a futuro. Una estimación de precios que perjudica gravemente al sector renovable y que no es consistente con otras previsiones que maneja el Ministerio para otros fines.


Ahorros en importaciones, descenso de las tecnologías térmicas
Las tecnologías renovables térmicas aumentaron ligeramente su contribución energética un 1,6% respecto al año previo, a pesar del descenso que experimentaron estas tecnologías en términos de PIB, lastradas por la fuerte caída de la actividad en solar térmica. El uso combinado de renovables en generación eléctrica, energía térmica y biocarburantes, permitió evitar la importación de 19.945.081 toneladas equivalentes de petróleo, lo que supuso unos ahorros en importaciones energéticas equivalente a 5.989 millones de euros.

Este efecto sobre las importaciones es fundamental para nuestra economía. Del déficit de la balanza comercial española (18.753 millones de euros de déficit en 2016), el 87% es consecuencia de las masivas importaciones de combustibles fósiles. Las energías renovables, por el contrario, tienen un comportamiento netamente exportador, con un saldo positivo para nuestra economía de 2.793 millones de euros. Como todos los años analizados, las renovables fueron contribuidor fiscal neto a las arcas del Estado, contabilizándose un saldo positivo para la economía de 1.000 millones de euros en 2016.


Abaratamiento del sector eléctrico
En lo referente al sector eléctrico, el efecto depresor en los precios del mercado diario supuso un ahorro medio de 21,50 € por cada MWh adquirido. En total, las energías renovables redujeron el precio del mercado en 5.370 millones de euros. Si tenemos en cuenta que la retribución específica – antiguas primas- de las energías renovables fue de 5.360 millones, se constata que un mix eléctrico con renovables es más barato que sin ellas. Todo ello sin contabilizar los grandes beneficios que estas energías aportan a nuestra economía. En 2016 el precio medio del mercado eléctrico se situó en 39,67 €/MWh, en caso de no haber tenido la aportación renovable el mercado hubiera registrado un valor medio de 61,17 €/MWh.


Grandes beneficios para nuestra economía
Las energías renovables evitaron la emisión de 52,2 millones de toneladas de CO2 lo que, independientemente de sus beneficios medioambientales y sobre la salud, supuso ahorros en derechos de emisión por valor de 279 millones de euros. Este valor es anormalmente bajo debido al descenso del 30% en el precio de la tonelada de CO2.

Otros beneficios como la reducción de la dependencia energética, la fijación de población en entornos rurales o la valorización de residuos agrícolas, ganaderos y urbanos son difícilmente cuantificables. Otro efecto difícilmente medible es el componente innovador que este sector representa, las energías renovables destinan al I+D+i un 3,39% de su contribución al PIB lo que supone casi el triple que la media nacional y muy por encima de la media europea. Es importante mencionar que España es el segundo país del mundo en porcentaje de patentes renovables, un magnífico indicador del esfuerzo y los frutos de esta inversión.


Esperanza en la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética
José Miguel Villarig, presidente de APPA Renovables, destacó la importancia de estos beneficios para nuestra economía durante la presentación del Estudio: “es importante que se reflejen los beneficios económicos, medioambientales y sociales que las energías renovables aportan a nuestra sociedad, porque si no los conocemos, no entenderemos por qué en el mundo el 55% de la nueva potencia ya es renovable y no podremos acometer con convencimiento el reto de la transición energética y la descarbonización”.

El presidente de la Asociación también ha mencionado la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética, “el sector empresarial necesita contar con un marco estable y predecible para acometer sus inversiones. Esperamos que la futura ley (de Cambio Climático y Transición Energética) contemple los beneficios de las renovables, proporcione predictibilidad al sector y establezca una fiscalidad ambiental de que “quien contamina, paga”, dando señales claras al mercado de hacia dónde nos dirigimos”. 

 

Noticia publicada por Patricia Plaza

 

Noticias sobre política energética y normativa | Publicada por Redacción | 02 de noviembre de 2017 | 347

Próximos eventos

 

Últimas entrevistas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

 energetica21.com - Revista de generación de Energía y Eficiencia Energética  | Aviso legal
Advertisement