Pagina principal › Noticias › Política energética y normativa

El resultado de la subasta renovable discrimina a la fotovoltaica

La subasta renovable de 2.000 MW -ampliables a 3.000 MW- celebrada hoy ha arrojado un claro ganador, la energía eólica, que ha acaparado la práctica totalidad de los megavatios ofertados. La empresa Forestalia se ha adjudicado 1.200 MW en proyectos eólicos y ha sido la compañía que mayor cuota ha obtenido en una subasta definida por el Gobierno como "tecnológicamente neutra". Tras la empresa aragonesa, el segundo adjudicatario ha sido Gas Natural Fenosa, con 667 MW, seguida de Enel Green Power España (540 MW) y Gamesa (206 MW).

Para UNEF (Unión Fotovltaica Española), el resultado de la fotovoltaica en la subasta pone de manifiesto que esta tecnología ha competido en condiciones de discriminación, acreditando que lo que desde la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) hemos estado alegando, en las últimas semanas, tiene fundamento. La patronal fotovoltaica considera que el mal diseño y las reglas de la subasta, que han generado una situación de empate entre las ofertas presentadas por la fotovoltaica y la eólica, han dado ventaja a esta última tecnología, que se ha adjudicado la totalidad de la potencia licitada, a pesar de que la fotovoltaica ha ofertado al mismo precio.

Desde UNEF aseguran que eesulta evidente que este diseño, además de incumplir con el principio de neutralidad tecnológica, no ha dejado ejercer a la fotovoltaica su competitividad, por lo que, además del recurso que ya hemos interpuesto ante el Tribunal Supremo, presentaremos una denuncia ante la Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea.

Para ANPIER (Asociación Nacional de Productores Fotovoltaicos), la subasta ha venido a constatar que el Ministerio de Energía, con el beneplácito del Gobierno, ha adjudicado los 2.000 MW de nueva potencia renovable bajo criterios sesgados que penalizaban cualquier pretensión de generación social. Desde la asociación hacen hincapié en que las pequeñas y medianas iniciativas fotovoltaicas no han tenido ninguna opción, ni siquiera ofertando el máximo de los descuentos posibles, puesto las condiciones establecidas favorecían proyectos eólicos y de muy grandes dimensiones, bajo la errónea premisa de que este criterio aporta un precio óptimo para los españoles.

Por este motivo, ANPIER ha iniciado una campaña de denuncia, que aparecerá mañana en todas las cabeceras nacionales, en la que se exige un cambio de modelo energético, pero ya no sólo en lo referente a las tecnologías de generación, dejando atrás aquellas que contaminan o son una grave amenaza para el planeta y la sociedad, como gas, petróleo o nuclear; sino también en lo que respecta a la propiedad de las instalaciones de generación. Con el eslogan: “No a una privatización del sol. Los ciudadanos queremos participar en la generación de energía”, desde Anpier se exige un nuevo modelo energético que sea sostenible y social, reclamando el derecho de los ciudadanos a generar su propia energía en hogares y centros de producción.

Noticias sobre política energética y normativa | Publicada por Javier Monforte | 17 de mayo de 2017 | 1355

Próximos eventos

 

Últimas entrevistas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

 energetica21.com - Revista de generación de Energía y Eficiencia Energética  | Aviso legal
Advertisement