Pagina principal › Noticias › Transmisión y distribución

Aisladores para líneas de alta tensión con propiedades mejoradas

El Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) está desarrollando junto con las empresas Iberdrola Distribución Eléctrica y Porcelanas Industriales S.A. (POINSA) el proyecto SILECTRIC-LL (Long Life) que pretende reducir las pérdidas que se generan durante la distribución de la energía eléctrica y mejorar la calidad de las redes de distribución.

El objetivo general del proyecto es obtener nuevos aisladores para líneas y aparamenta de alta tensión con propiedades mejoradas para entornos con condiciones de funcionamiento extremas donde los procesos de envejecimiento son más acusados, puesto que las pérdidas que se generan durante la distribución de la energía suponen el desaprovechamiento de una parte de la energía que se genera y contribuye al calentamiento global del planeta.

Para ello se están desarrollando nuevos materiales aislantes (siliconas para las aletas de los aisladores) con propiedades mejoradas. Esto ha sido posible gracias a que se ha estudiado el envejecimiento de aisladores que han estado en servicio en diferentes ambientes de trabajo con condiciones extremas.

Al mismo tiempo, se está desarrollando un procedimiento experimental de caracterización de las siliconas.  Éste, no se limita únicamente a los ensayos ya exigidos por norma, sino que también propone nuevas metodologías de envejecimiento de materiales. El objetivo del plan es, por tanto, seleccionar qué materiales se comportan mejor bajo condiciones severas de funcionamiento, y evaluar así su durabilidad real y la calidad de la silicona empleada.

"Una de las propiedades investigadas de las siliconas es la hidrofobicidad, ya que la pérdida de esta propiedad por parte de los aisladores podría suponer un fallo de los mismos. En la actualidad, se está estudiando cuál es el tipo de contaminación que más podría afectarle, siendo el ambiente industrial, por el tipo de partículas emitidas el que puede generar más fallos, siempre en combinación con otros factores como la lluvia. Es importante, por tanto, que las siliconas seleccionadas posean la capacidad de recuperar la hidrofobicidad en el menor tiempo posible con la finalidad de evitar cualquier fallo", señala Mayte Gil, responsable del proyecto en el ITE.

Con las nuevas siliconas seleccionadas se están preparando prototipos de aisladores que serán posteriormente testeados en una estación de ensayos.

Por ello, el proyecto se desarrollará por una empresa fabricante de aisladores eléctricos experta en silicona, Porcelanas Industriales S.A. (POINSA), un centro tecnológico, el ITE y la compañía Iberdrola Distribución Eléctrica.

El proyecto se enmarca dentro de los retos de la convocatoria Retos-Colaboración marcados por el Plan Estatal de I+D+i referidos a Energía, segura, eficiente y limpia y fue aprobado por el Ministerio de Economía y Competitividad dentro de la convocatoria Retos-Colaboración.

Noticias sobre transmisión y distribución | Publicada por Javier Monforte | 29 de junio de 2016 | 753

Próximos eventos

 

Últimas entrevistas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

 energetica21.com - Revista de generación de Energía y Eficiencia Energética  | Aviso legal
Advertisement