Pagina principal › Artículos y Entrevistas Online › Eficiencia energética

Un nuevo posicionamiento del modelo de servicios energéticos

Elena González, Directora de ANESE

De este modo, queremos hacer más patente aún que el modelo ESE comprende la gestión de modelos de eficiencia energética y medioambientales; soluciones de digitalización y conectividad, de movilidad sostenible, de generación distribuida, de autoconsumo, para ofrecer energía como servicio.

En cuanto al ejercicio que está a punto de terminar, desde ANESE consideramos que es necesario hacer un análisis a nivel global antes de centrarnos en el detalle del mercado de las Empresas de Servicios Energéticos (ESEs) en España. En total, el mercado ESE generó un volumen de 25.000 millones de euros a nivel mundial en 2017, un 8% más que el año anterior (AIE, 2018). China encabeza el mercado, con una cuota superior al 50%. En Europa, el nivel de facturación se sitúa en torno a los 2.600 millones de euros (AIE, 2018). Los países europeos con un nivel de desarrollo excelente de este mercado son Alemania, Austria, Francia o Italia, mientras que en España se considera que existe un nivel de desarrollo bueno, tal y como se indica en el informe del Joint Research Centre (JRC), titulado “Energy Service Companies in the EU” del año 2017.

A nivel nacional, tal y como indica el ‘Observatorio de Eficiencia Energética. Mercado de las Empresas de Servicios Energéticos’ de ANESE que analiza el año 2016 y publicado en 2017, se estima que el nivel de mercado total (directo e indirecto) está cercano a los 1.000 millones de euros y genera un empleo total de más de 20.000 personas. Los datos de este Observatorio se han obtenido directamente de un cuestionario enviado a 88 Empresas de Servicios Energéticos de España, habiendo obtenido una tasa de respuesta del 70%.

Creemos que estas cifras y las que os detallamos a continuación han mejorado durante 2018. Las tendencias este año han seguido una trayectoria muy similar a 2017. En breve las publicaremos en la nueva edición de nuestro Observatorio.

El sector privado predomina como sector de actuación de las ESEs en España, aunque, si se considera que la mayoría de ESEs trabaja en ambos sectores, y se asume que estas ESEs trabajan en ambos por igual, la cuota de mercado correspondiente al sector público se situaría en torno al 40%.

En cuanto al sector público, los principales proyectos que se realizan se refieren a mejoras de eficiencia energética en alumbrado público. Destacan otras actuaciones de mejora de eficiencia energética en edificios municipales y en hospitales. En los edificios de la administración central no se han realizado proyectos importantes en los últimos años. El equipo de ANESE también ha profundizado en el análisis de las licitaciones de servicios energéticos realizadas entre el periodo 2014 y 2017, estudiando exclusivamente las licitaciones de servicios energéticos con medidas de mejora de la eficiencia energética y/o ahorros energéticos. En el año 2017, se publicaron un total de 246 licitaciones relacionadas con servicios energéticos.

Entrando en detalle, también hemos estudiado el presupuesto en función de la tipología de proyectos. La mayor parte de las licitaciones públicas realizadas se refiere a proyectos de alumbrado público, y supone un 58% del total. Solo un 18% de las licitaciones de 2017 corresponden a la categoría de Climatización y ACS.

La principal barrera identificada como freno al desarrollo del mercado ESE para proyectos de eficiencia energética en edificios públicos es su contabilización. A este respecto, en el modelo ESE mediante un contrato de rendimientos energéticos es la Empresa de Servicios Energéticos quien acomete las inversiones en el equipamiento necesario, evitando de esta manera que el cliente soporte la inversión en su balance. A pesar del modelo teórico, las reglas de Eurostat marcaban (hasta mayo de 2018) que la inversión necesaria computaba también para las administraciones públicas, independientemente de que la ESE hubiese realizado la inversión inicial. Por tanto, la administración pública no podía acometer este tipo de proyectos que requieren una inversión inicial alta (mayor que en los proyectos alumbrado público) sin que computase como deuda y esto ha provocado una paralización de este tipo de proyectos hasta el momento.


El potencial del sector público
Por otra parte, es fundamental mencionar el potencial existente en el sector público. La cuota de mercado por cubrir en este ámbito es importante y además los objetivos de ahorro de energía 2020-2030 ya están encima de la mesa. Por otro lado, han surgido normativas y numerosos estudios que analizan las posibles implicaciones de las políticas energéticas actuales de cara a 2050. Hay un denominador común: la eficiencia energética. Cada vez es más habitual escuchar este término en diferentes ámbitos: político, social, comercial, etc. pero ¿cómo se materializa este concepto para conseguir ahorros energéticos y optimizar la demanda? Desde ANESE estamos seguros de que las ESEs pueden dar respuesta a esta pregunta, pero es necesario un impulso normativo que incentive al sector público a acometer proyectos de eficiencia energética.

Nueva Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios
En este sentido, tenemos que hacer mención a la nueva Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios. En mayo de este año se publicó la Directiva (UE) 2018/844, por la que se modifica la Directiva 2010/31/UE relativa a la eficiencia energética de los edificios y la Directiva 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética en lo concerniente a los edificios. Esta Directiva está centrada en el rendimiento energético de los edificios y parte de la premisa del objetivo de eficiencia energética para 2030, que es del 32,5%.

La Comisión Europea espera que parte de los ahorros energéticos provengan de la renovación y de las medidas de eficiencia energética en edificios. Para ello, las directrices que marca este documento están centradas en crear reglas para facilitar el entendimiento de la factura por parte del usuario final de manera que entienda el uso que está haciendo de su energía. Se focaliza principalmente en la asignación de costes de calefacción, aire acondicionado y consumo de agua caliente sanitaria en edificios con usos compartidos y/o de múltiples propietarios (incluyendo edificios residenciales).

Real Decreto-Ley 15/2018
También tenemos que hacer mención al Real Decreto-Ley 15/2018 de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, en vigor desde el 5 de octubre de 2018. Este real decreto no menciona específicamente ninguna medida directa en referencia la renovación energética de los edificios públicos, pero indirectamente abre la puerta a impulsar medidas de eficiencia energética en los mismos, en concreto gracias al impulso del autoconsumo y en especial, gracias al reconocimiento legal del autoconsumo compartido, que permitirá a los usuarios gestionar su propio uso energético y de esta forma ser conscientes de su consumo.

La apuesta por el autoconsumo compartido en las administraciones públicas ha de ser vista como una oportunidad de negocio. Las cubiertas de algunos edificios públicos (ministerios, hospitales, colegios, polideportivos, etc.) pueden ser una excelente fuente de energía si se instalan placas solares. La energía generada podría ser utilizada por el propio uso del edificio, mientras que en periodos donde no haya demanda propia esa energía podría ser vendida a los edificios colindantes, especialmente durante los fines de semana, donde algunos edificios administrativos permanecen cerrados y los edificios residenciales aumentan su consumo.

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética es cada vez más una realidad y se prevé que llegue a funcionar como un instrumento clave para garantizar la consecución de los compromisos de España ante la UE en materia de energía y clima en el marco del Acuerdo de París contra el calentamiento global.

Sobre esta ley, y desde nuestra asociación, esperamos que realmente defina un marco institucional único para facilitar la agilidad y coherencia de todas las actuaciones que se lleven a cabo en esta materia, y que promueva las medidas que tengan una mayor capacidad para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones, de participación de las renovables y de incremento de la eficiencia al menor coste, al igual que pueda fomentar la actividad económica, la competitividad y la creación de empleo.

Artículos sobre eficiencia energética | 10 de enero de 2019

Próximos eventos

 

Últimas entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información
 energetica21.com - Revista de generación de Energía y Eficiencia Energética