Pagina principal › Artículos y Entrevistas Online › Entrevistas

"Hemos logrado una disminución de las emisiones de CO2 de más de un 38% entre 2008 y 2014"

Roger Pérez y Francisco Núñez, Área de Gestión de Energía y Área de Medio Ambiente, respectivamnete


Pregunta. En términos generales, ¿cuál es la política medioambiental y de responsabilidad social corporativa en relación al medio ambiente que desarrolla El Corte Inglés?

Francisco Núñez (FN). El Corte Inglés mantiene una preocupación constante por el medio ambiente, lo que nos lleva a adoptar una actitud permanentemente activa en la racionalización del consumo de recursos y en la gestión de los residuos.

En función de nuestra actividad (la distribución comercial) y de las inquietudes manifestadas por los diferentes grupos de interés, nuestras áreas de trabajo medioambiental se centran principalmente en: el control del consumo de recursos: energía, agua y materiales; el control de emisiones de gases efecto invernadero; la gestión adecuada de residuos; la oferta de productos sostenibles; el control de la cadena de suministro; y la formación e información a trabajadores y clientes. En todas estas áreas de trabajo nos posicionamos y trabajamos para minimizar nuestra huella ambiental.


P. ¿Qué tipo de proyectos e iniciativas concretas impulsa la compañía para fomentar el ahorro y la eficiencia energética en sus centros?

FN: En primer lugar hay que comprender en qué consumimos energía. Tomando como ejemplo nuestra implantación más visible, un centro comercial, consumimos energía en climatizarlo y en iluminarlo. Ello supone aproximadamente un 80 % del total del consumo energético. Del resto, es importante, sobre todo, el frío comercial.

Con estas premisas, mantenemos una mejora constante del comportamiento energético a través de una serie de buenas prácticas. Así, trabajamos en reducir los consumos suprimiendo la iluminación donde no es necesaria (por ejemplo, fuera del horario de apertura) y optimizamos los niveles de iluminación establecidos, siempre bajo la premisa de que la iluminación forma parte de nuestra actividad comercial.

Otra vía es la de mejora de la eficiencia energética de los sistemas mediante el uso de las mejores técnicas disponibles: uso de leds, sustitución de lámparas, adecuados aislamientos térmicos, mantenimiento de equipos…

Por último, contamos con sistemas de medición y control que nos permiten actuar en los puntos más adecuados de nuestras instalaciones.


P. ¿Han cuantificado la disminución en emisiones de CO2 que han propiciado las distintas iniciativas puestas en marcha?

FN. Desde hace años medimos nuestras emisiones de gases efecto invernadero, tomando en consideración diversos alcances: emisiones directas por consumos de combustible en instalaciones fijas y móviles (la mínima flota propia), indirectas por consumo eléctrico de las compañías suministradoras y por la flota logística subcontratada, y de tercer nivel (viajes de empresa, asistencia de trabajadores a los centros de trabajo, etc.).

Existe una gran correlación entre el consumo eléctrico y la huella de carbono. En nuestro caso, entre el 70% y el 80% de nuestras emisiones se debe al consumo eléctrico. Considerando que hemos reducido de forma notable el consumo eléctrico global, y se ha incrementado la eficiencia de consumo por metro cuadrado, es obvio que se ha conseguido una apreciable disminución de las emisiones: más de un 38% de reducción en el periodo 2008-2014, en términos absolutos.

Gran parte del éxito de esta reducción se debe al consumo de energía de cero emisiones (hasta un 28% del total el último año), así como al buen hacer de las compañías eléctricas, que han reducido sus coeficientes de emisión.


P. La iluminación y la climatización –incluido el frío industrial– son las principales fuentes de consumo en sus centros. ¿Qué resultados se han obtenido con las diferentes medidas para racionalizar estos consumos?

FN. Se han obtenido unos resultados igualmente importantes, como en el caso de las emisiones. En el mismo periodo 2008-2014, la reducción de consumos en el total de centros comerciales, almacenes y oficinas supera el 12% en términos absolutos.


P. Según datos de 2014, un 27% de la energía eléctrica que consume El Corte Inglés procede de fuentes renovables. ¿Tienen planes para aumentar ese porcentaje en los próximos años?

Roger Pérz (RP). El Corte Inglés, más allá del autoconsumo proveniente de instalaciones fotovoltaicas, tiene suscritos acuerdos de suministro con garantía de origen renovable. Dichos mecanismos han ido incrementando su aportación de energía renovable en los últimos años y la intención es que continúe creciendo.


P. ¿Se han planteado la adopción de Sistemas de Gestión de la Energía o la certificación a través de la ISO 50001?

RP: Actualmente ya disponemos de muchos de los elementos implantados que forman parte de un sistema de gestión energética. Entre otros cabe destacar nuestro sistema informático de seguimiento, control y gestión, Synergica, que nació como proyecto propio de I+D+i de innovación tecnológica hace más de 10 años.

El consolidar todos elementos y darles forma a través de un Sistema de Gestión Energética o la ISO 50001 es algo que estamos valorando, incluso tenemos previsto comenzar un piloto para cuantificar objetivamente las ventajas que nos aporta frente a la situación actualmente implantada.


P. ¿Qué resultados han obtenido en la mejora de la gestión de los residuos?

FN. El principal trabajo realizado durante los últimos años ha sido conseguir la mayor segmentación posible por tipo de residuo. Ello posibilita que, en algunos casos, se haya cerrado el círculo del reaprovechamiento.

Por ejemplo, en el caso del cartón que utilizamos como embalaje en actividades logísticas. Hemos establecido un circuito de recuperación que posibilita una masiva recuperación del cartón (también del film de plástico), que es adquirido por empresas fabricantes de nuevos embalajes, que son asimismo las que nos surten de cajas de cartón.

Por tipo de residuo, recuperamos principalmente embalajes de nuestros procesos logísticos. También recogemos residuos de nuestros clientes, principalmente RAEE, aunque también pilas, luminarias, neumáticos…

 

P. En relación al consumo de agua, ¿qué iniciativas han puesto en marcha para su racionalización?

FN: Consumimos agua en sistemas de refrigeración, sistemas de agua fría de consumo humano y agua caliente sanitaria, además del suministro a la red contra incendios.

Nuestras acciones de reducción de consumos se han centrado, por un lado en la instalación de fluxómetros (cierre automático del caudal) en todos los surtidores para acceso de clientes, y también en los de personal donde sea posible, así como en el ajuste de sus flujos de caudal.

Probablemente los planes de mantenimiento preventivo para detección precoz de fugas son los que mejores resultados aportan en la reducción global de consumos.

También son muy efectivos los procesos de control centralizado de consumos, tal y como se realiza con la energía eléctrica.

En el periodo habitual de análisis (2008-2015), la reducción global de consumos supera el 15%.

Artículos sobre entrevistas | 09 de septiembre de 2016

Próximos eventos

 

Últimas entrevistas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

 energetica21.com - Revista de generación de Energía y Eficiencia Energética  | Aviso legal
Advertisement