Pagina principal › Artículos y Entrevistas Online › Entrevistas

"El coste de una batería de Li-ion ha bajado de media un 85% desde 2010"

Ignacio Quiles, Managing Director Iberia, Latam & África en Saft

Ignacio Quiles hace balance de la trayectoria de su empresa durante el 2019 y explica las perspectivas que tiene Saft de cara al nuevo año 2020.



Pregunta: ¿Qué tecnología/s cree que dominará/n el mercado de la acumulación de energía eléctrica en los próximos años? ¿Cómo cree que evolucionará su coste?

Respuesta: Hoy en día, de las principales tecnologías de almacenamiento, como la electroestática (ultracondensadores...), la mecánica (volantes de inercia), hidrobombeo y térmica (sales fundidas), es la electroquímica (baterías) la que se está colocando como la opción más adecuada en rendimiento, resiliencia y coste. En cuanto tecnología electroquímica, actualmente las baterías de Li-ion son la opción preferente por su densidad de energía, su capacidad de ciclo, su vida útil, su eficiencia y su escalabilidad a multi MWh. El coste de una batería de Li-ion bajó de media un 85% desde 2010. Esta tendencia va a seguir, salvo un bloqueo en el abastecimiento de las materias primas, como el cobalto.

P: ¿Qué aplicaciones de almacenamiento energético cree que son más interesantes para el mercado español (integración de renovables, microrredes, 'peak shaving', grandes plantas de generación renovable, autoconsumo…)

R: Con los acuerdos de París y el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima se abre un abanico de oportunidades para el almacenamiento. El almacenamiento desempeña un papel central en la penetración de las renovables en el mix energético. Habrá cada vez más oportunidades en aplicaciones de integración como el ‘arbitraje’, el control de rampa junto con regulación de frecuencia, etc., si tenemos un marco regulatorio adecuado. La conversión de plantas térmicas puede ser también una oportunidad para el almacenamiento a medio y largo plazo. En caso de pico de demanda en una aplicación ‘behind the meter’ de autoconsumo en plantas industriales, el almacenamiento permite reducir la potencia contratada a la red.

P: ¿Cómo cree que evolucionará el sector del almacenamiento energético en 2020 en su área de actividad? ¿Qué perspectivas de negocio prevé su empresa?

R: Estamos viendo un incremento de proyectos, incluyendo en las especificaciones un BESS, y eso se ve reflejado en el número de proyectos ofertados por Saft en el mundo. Por lo tanto, tenemos buenas expectativas para 2020. Nuestra reciente ‘joint venture’ con Tianneng en China nos va a dar acceso a una capacidad de >3GWh y asegurar a largo plazo un abastecimiento de nuestras celdas a un precio competitivo. Además, Saft es miembro de la Alianza Europea de la Batería y el plan a largo plazo es ocupar un puesto de liderazgo en la siguiente generación de baterías de Li-ion a estado sólido.

Artículos sobre entrevistas | 10 de enero de 2020

Próximos eventos

 

Últimas entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información
 energetica21.com - Revista de generación de Energía y Eficiencia Energética  

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional