Pagina principal › Artículos y Entrevistas Online › Entrevistas

"El ahorro energético está tanto en el equipo como en el conocimiento del proceso donde se aplica"

Rafael Ramos, Responsable de Desarrollo de Negocio en Danfoss


Energética XXI: ¿Cuáles son las principales novedades que ha presentado Danfoss en la última edición de MATELEC?

Rafael Ramos: A la feria acudimos con los productos de instrumentación, que dependen de la división de refrigeración, y también con variadores de velocidad. Ambos productos tienen numerosas aplicaciones industriales. Son dos productos que, en la industria, van de la mano uno de otro.

Los variadores de velocidad cuentan con dos gamas de producto, la VLT –que es la gama histórica de la compañía– y otra nueva gama, derivada de la adquisición de la compañía Vacon. Esta compra ha ampliado nuestra capacidad para llegar a sectores como el naval o los ascensores. La gama de VLT cuenta con cuatro tipos de variadores: para refrigeración, climatización, aguas e industrias. Todos ellos comparten la misma filosofía y vamos adaptando las soluciones al requerimiento de nuestros clientes en los distintos sectores. Por su parte, la línea de producto Vacon destaca por ser mucho más modular que la VLT, siendo esta última más estándar. De hecho, ahora podemos realizar un ‘traje a medida’ a cualquier cliente, ya que hemos ampliado de los 1,4 MW con los que llegábamos en la gama VLT hasta los 5,4 MW que ahora nos permite la gama de Vacon.


EXXI: Habéis acudido a la feria en el stand de IAC, ¿por qué?

RR: IAC es un distribuidor industrial que se dedica a medir todo tipo de magnitudes. Los equipos de Danfoss miden presión, temperaturas y nivel en todo tipo de sectores como el naval o industrial, pero IAC también dispone de equipos de medición de caudal, cloro, turbidez, etc. Como fabricante de componentes especializado, Danfoss cuenta con profesionales expertos en aplicaciones y producto. La filosofía a la hora de buscar distribuidores es la misma: no buscamos distribuidores generalistas, sino que nos queremos diferenciar por el conocimiento y el valor añadido, por ser especialistas, y por eso colaboramos con IAC.


EXXI: En el ámbito energético, ¿qué proyectos recientes habéis realizado con vuestros variadores de velocidad?

RR: Uno de los últimos proyectos ha sido en una incineradora en Barcelona. También realizamos habitualmente proyectos para Oil&Gas. Los variadores de velocidad siempre se conectan con un motor eléctrico, una bomba, un ventilador, un molino, etc. y todos estos equipos son muy comunes en el sector energético.


EXXI: Los grandes fabricantes de componentes ponen cada más interés en el asesoramiento técnico y en la ingeniería que requieren sus clientes, tanto a la hora de adquirir un producto como en la posventa. ¿Cómo afronta Danfoss esta situación?

RR: Esta cuestión está en el ADN de nuestra empresa. Danfoss tiene una antigüedad de 75 años y ese asesoramiento es fundamental desde el principio. Nuestro objetivo es ser especialistas tanto en nuestros productos como en las aplicaciones de nuestros clientes, para así poder asesorar en la aplicación concreta. Nuestra misión es convertirnos en un socio tecnológico de nuestros clientes. Eso conlleva un gran esfuerzo y una formación continua a nuestros ingenieros.


EXXI: ¿Cuáles son para Danfoss las claves para lograr en los proyectos donde suministra equipos el mayor ahorro energético posible?

RR: El ahorro energético, a grandes rasgos, se divide en dos partes: por un lado, el cambio de componente y, por otro lado, el control del proceso. Un ejemplo claro de lo primero está en la  iluminación, donde el cambio de incandescente a LED directamente ahorra energía.

Para explicar el segundo término, podemos sostenernos en un símil automovilístico, si conducimos a 200 km/h el consumo puede llegar 20 litros, pero si reducimos la velocidad a 100 km/h, el consumo será de 6 litros; por tanto, el ahorro energético en un coche está en el control de la velocidad y la adaptación ante los cambios de entorno.

En los sistemas industriales sucede algo similar. Por ejemplo, si hablamos de refrigeración, hay empresas que diseñan su instalación a -20 grados centígrados porque su modelo de negocio es suministrar carne. Imaginemos ahora que esas empresas cambian su actividad y deciden suministra fruta, que no necesita congelar -20 grados, sino que necesita -10 grados. Como especialistas en refrigeración, en Danfoss sabemos cómo afecta ese cambio de temperatura a los componentes de la instalación. Por cada grado que nos adaptemos, repercute en un 3% de ahorro de energía. Para saber controlar ese tipo de sistemas, debemos ser expertos en el proceso: el ahorro está en el equipo, sí, pero también en el conocimiento del proceso donde se aplica.

Artículos sobre entrevistas | 29 de noviembre de 2016

Próximos eventos

 

Últimas entrevistas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

 energetica21.com - Revista de generación de Energía y Eficiencia Energética  | Aviso legal
Advertisement