Pagina principal › Artículos y Entrevistas Online › Eficiencia energética

Eficiencia energética en el sector hotelero, recomendaciones según normas internacionales ISO 50.000

Daniel Tello Cifre y Alejandro Valdés Bauset, Cysnergy

El turismo, y especialmente las entidades hoteleras, son un elemento clave en la economía española por el impacto que suponen en la actividad económica y en el empleo. Por su carácter estacional y el peso específico del turismo en la economía nacional, las instalaciones de los hoteles son parte muy importante como consumidores de recursos energéticos del sector.

Según datos del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), el consumo energético de los hoteles en España, con una ocupación media del 50%, ronda los 1.230 millones de euros anuales y supone cerca del 30% del coste total en un hotel. Estas estimaciones suponen que una correcta gestión energética y la implantación de sistemas para monitorizar y optimizar el consumo energético son fundamentales para la reducción de costes y la mejora de la competitividad de las empresas hoteleras.

La implantación de la serie de normas internacionales ISO 50.000 sobre gestión de la energía permite asegurar un sistema de gestión de la energía adecuado y promover mejores prácticas energéticas en las organizaciones, favoreciendo así un consumo más eficiente de sus recursos energéticos y ofreciendo, de esta forma, una ventaja competitiva a quien realiza su implantación. Todas estas normas han sido diseñadas, explícitamente, para poder ser utilizadas por cualquier empresa; independientemente de su tamaño, ubicación o sector, por lo que su implantación en cualquier tipo de hotel no supone un esfuerzo económico inabordable, sino asequible y muy rentable.

La firma Cysnergy está inscrita en el IDAE (Ministerio de Industria, Turismo y Agenda Digital) como ingeniería especializada en la optimización de la eficiencia energética eléctrica en el sector industrial y de servicios. Cysnergy realiza un análisis completo de los distintos procesos de explotación y localiza los puntos críticos donde se concentran los mayores gastos no deseados. Todo ello gracias a su disruptivo y patentado sistema, que permite medir y optimizar separadamente, las que suelen ser las 4 o 5 áreas principales, dentro de una instalación hotelera.

- Climatización: Contrastando los €/día por cada huésped en calefacción y en aire acondicionado

- Iluminación: Comprobando los €/día por cada huésped en las instalaciones de iluminación

- Fuerza (cocina, lavandería, elevadores, SPA, etc.): Gestionando los €/día por cada huésped en los distintos servicios.

- Así como cualquier otro gasto importante; ya que, gracias al sistema Cysmeter, se puede instalar sobre cualquier receptor sin cortar el suministro eléctrico.

Todo esto permite poner en marcha las estrategias y herramientas adecuadas para realizar un diagnóstico pormenorizado que permita aplicar medidas correctivas, detectando aquellas operaciones dentro de los procesos que contribuyen al ahorro y a la eficiencia de la energía consumida y optimizando, por lo tanto, la demanda energética y la reducción de las emisiones de CO2 de la instalación en cualquier tipo de hotel.

Para poder llevar a cabo el proyecto de ahorro energético es necesario que el analizador (hardware) utilizado para las monitorización sea capaz de realizar mediciones aguas abajo (submetering); es decir, poder medir el consumo energético en cada receptor sin recurrir únicamente al cuadro general o a subcuadros. A su vez, debe tener la posibilidad de adaptarse a los diferentes diámetros de los cables y, por descontado, permitir su instalación sin que sea necesario el corte del suministro eléctrico, para no perturbar el confort de los clientes del hotel, ni la explotación del mismo.

Partiendo de esta premisa, el analizador y gestor de cargas smart submeter (Cysmeter) se instala mediante un novedoso sistema de punzonado, abrazando y atravesando de forma segura el aislamiento de los cables de alimentación junto a las propias máquinas e iluminaciones, permitiendo la sensorización del interior metálico de dichos cables, así como el diagnóstico y la optimización en tiempo real de la eficiencia energética, sin necesidad de manipulaciones dentro de los cuadros eléctricos. Se trata de un sistema experto (Hardware + Software) con minería de datos de tipo M2M-3G/4G, que reporta y gestiona automáticamente las cargas vía Internet, dando un óptimo soporte a la toma de decisiones, tanto técnicas como financieras, durante la gestión de los procesos.

Foto 1: Instalación equipo de medida Submetering (Cysmeter)

Por otra parte, la norma ISO 50.001 define la eficiencia energética como el ratio entre el consumo en [kWh] y el [número de servicios prestados], asociados a dicha energía consumida. Por lo tanto, el consumo energético debe compararse con el nivel de explotación (p. ej. nº de huéspedes diarios que atiende el hotel) y correlacionar los resultados; ya que de lo contrario, al implementar una medida correctora, no sería posible tener la certeza sobre si la reducción de la factura eléctrica se debe, a que se han realizado con éxito las medidas correctoras, o bien a que ha habido un descenso del número de huéspedes en el hotel; o bien a que la temperatura exterior ha sido más favorable para el sistema de climatización.

En un hotel es perfectamente conocido para la dirección de la empresa, cuál ha sido el número de huéspedes que han estado alojados cada día en sus instalaciones, para poder así correlacionar el dato de explotación con el consumo energético; ya que si únicamente se atiende al gasto de la factura para conocer si se ha ahorrado o no, se estarán interpretando mal los datos; ya que el consumo energético que tiene un hotel cuando está con plena ocupación, difiere del que se precisa cuando está con menor grado de ocupación.

En base a esta premisa, el avanzado software en Cloud Computing, con arquitectura para Big-Data, denominado Cyscloud y desarrollado por Cysnergy es capaz de modelizar de forma automática la evolución del gasto eléctrico, no sólo por el número de huéspedes en [euros/huésped], tal y como establece la norma ISO 50.001, sino que además es capaz de añadir cualquier otro factor que también pueda influir en una instalación de un hotel; como p. ej. la temperatura climatológica exterior y las temperaturas de consigna interiores; calculando la correlación matemática más adecuada que permita vaticinar la factura eléctrica desglosada por cada máquina, iluminación o proceso, en función de cualquier parámetro asociado a dicha explotación o factor; facilitando, con todo ello, la visualización directa y el envío de alarmas sobre cualquier móvil, tablet o PC conectados a Internet.

 

Foto 2: Software Cyscloud con línea de base energética según normas ISO 50000

 

A través del diagnóstico se localizan y posteriormente se implementan las mejoras energéticas en el hotel, que generalmente son:

- Mejoras de tipo técnico

· Compensación individualizada ad-hoc de las potencias reactivas sobre receptores eléctricos.

· Equilibrado de las intensidades en los subcuadros importantes.

· Programación de autómatas, variadores de frecuencia, contactores para deslastres.

· Inspección y correcciones sobre el funcionamiento de las bombas de alta potencia.

· Optimización de los consumos de potencia y energía sobre los motores eléctricos.

· Auditoría de los equipos e instalaciones de aire comprimido.

· Estudios sobre hornos, máquinas de frío y otros equipos especiales.

· Control de puertas y accesos para minimizar las pérdidas de calor o frío.

· Inspección y mantenimiento de los sistemas de acondicionamiento ambiental.

· Optimización de las iluminaciones interiores y exteriores.

· Localizar fugas de agua e implantar dispositivos garanticen un uso eficiente del agua.

· Optimización del caudal, presión y quemadores de calderas de gas.

- Mejora de hábitos:

· Eliminar los stand-by

· Evitar olvidos con luces, grifos, refrigeración y calefacción

· Ayudar a corregir las malas prácticas de huéspedes y empleados

- Sustitución de maquinaria y equipos obsoletos, poco eficientes.

· Con estudios previos de amortización y un controlado pay-back

 

Todas estas propuestas deben estar acompañadas de cálculos detallados y validados para asegurar las acciones y correcciones a realizar, facilitando así una información clara sobre el potencial de ahorro. Estar fundamentadas, en la medida de lo posible, en criterios de rentabilidad y en el análisis del coste del ciclo de vida, antes que en periodos simples de amortización, a fin de tener en cuenta el ahorro a largo plazo y los valores residuales de las inversiones y tasas de descuento. Y por último, ser proporcionadas; de forma que se pueda trazar una imagen suficientemente representativa y fiable del rendimiento energético global; para poder determinar de manera fiable las oportunidades de mejora más significativas.

Por lo tanto, cualquier instalación hotelera (grande o pequeña), en mayor o menor medida, puede ser capaz de obtener un ahorro de un 30%, e incluso superior, de su consumo energético; así como de lograr una reducción equivalente en las emisiones de CO2 , controlando y gestionando adecuadamente su consumo energético.

 

Artículos sobre eficiencia energética | 20 de junio de 2017

Próximos eventos

 

Últimas entrevistas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

 energetica21.com - Revista de generación de Energía y Eficiencia Energética  | Aviso legal
Advertisement