Pagina principal › Artículos y Entrevistas Online › Eficiencia energética

Cómo hacer que una cámara frigorífica sea más eficiente, consuma menos energía y mejore el medio ambiente

Quimfor Systems,

La pintura aislante solar-térmica es una pintura base agua que, con una sola mano, refleja la radiación solar que recibe, impide que el calor pase al interior y convierte las cubiertas de las naves en termo-reflexivas, ofreciendo una alta resistencia solar y una alta emitancia térmica (capacidad de liberarse del calor absorbido).

 

Las cubiertas de naves industriales, al sobrecalentarse como consecuencia de la radiación solar, se transforman en ‘radiadores gigantes’, emitiendo mucho calor hacia el interior y hacia el exterior. De este modo, su interior se convierte en un espacio ineficiente: los costes energéticos se disparan, la productividad de los trabajadores se reduce, las mermas de mercancías perecederas aumentan…. y, hacia el exterior, se contribuye a dañar el medio ambiente.

 

Disminuir el calor interior para ganar eficiencia energética
Las consecuencias del sobrecalentamiento de las cubiertas son la acumulación de calor en el interior y el efecto dilatación-contracción que producen fisuras, grietas y goteras, lo que genera un alto coste por el mantenimiento de las mismas. Intentar contrarrestar este calor implica que los equipos de refrigeración deban trabajar mucho y ser más potentes y costosos. Para hacernos una idea, es como tener la calefacción y el aire acondicionado encendidos al mismo tiempo. El sobrecoste energético es enorme y, aun así, la temperatura no baja lo suficiente.

Por lo tanto, el primer objetivo debe ser ‘cortar el calor’ para lograr que el interior de las naves esté a temperatura ambiente interior y que los sistemas de refrigeración puedan funcionar de manera óptima y eficiente y ahorrar energía. Por cada grado que se baja la temperatura en el interior de estas naves se produce un ahorro del 7% en el consumo eléctrico en refrigeración.

 

Pintura aislante solar-térmica
La pintura aislante solar-térmica es una pintura base agua que, con una sola mano, refleja la radiación solar que recibe, impide que el calor pase al interior y convierte las cubiertas de las naves en termo-reflexivas, ofreciendo una alta resistencia solar y una alta emitancia térmica (capacidad de liberarse del calor absorbido).

El resultado es una superficie a temperatura ambiente (hasta 36ºC menos en la cubierta), el interior no recibe aporte calórico extra del exterior y resulta mucho más fácil de refrigerar, con el considerable ahorro energético que esto supone.

 

Mayor eficiencia y rentabilidad
Una cubierta con la pintura Aislante Solar-Térmica Quimfor Coating nº 7 WB no emite calor hacia el exterior, contribuye a mejorar el medio ambiente, la huella de carbono y, al no emitir calor hacia el interior, mejora el bienestar de las personas y animales, reduce las mermas en mercancías perecederas, ahorra en gastos de mantenimiento y produce un gran ahorro en los consumos energéticos de refrigeración y en equipos y mantenimientos.

Esta solución cuenta con una garantía de 10 años y una durabilidad muy superior. Puesto que el coste de mantenimiento es nulo, únicamente hay que realizar la inversión inicial. El ahorro energético en refrigeración puede llegar, en algunos casos, hasta al 60%.

 

 

Artículos sobre eficiencia energética | 24 de julio de 2019

Próximos eventos

 

Últimas entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información
 energetica21.com - Revista de generación de Energía y Eficiencia Energética  

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional