Pagina principal › Artículos y Entrevistas Online › Cogeneración

Cogeneración e industria, un buen equipo para 2019

Antonio Pérez Palacio, Presidente de la Asociación Española de Cogeneración

Para contextualizar la situación, conviene comenzar por los datos 2018, que pendientes de cierre oficial, parece que indicarán que la cogeneración ha vertido un 2,2% más de electricidad a la red que en 2017. En el acumulado del año, ha vertido un 3% menos que en el periodo equivalente de 2012, año de máximo histórico. Del total de instalaciones, 1.015 plantas, un 46% no perciben retribución regulada. En términos de potencia supone el 26% del total. De igual forma, con datos aún a agosto, un 35% de las instalaciones no ha funcionado en 2018, lo que equivale al 20% de la potencia total registrada, 5.664 MW.  Por otro lado, se observa un decremento en el registro de la CNMC, tanto en número de instalaciones como en potencia.

Volviendo al RDL, es una medida necesaria para que esas industrias sigan operando que evitará el cierre de muchas instalaciones que van finalizando su vida útil. Sin ella se habría producido una escalada de costes energéticos en las industrias, una pérdida de eficiencia del sistema energético y un aumento notable de las emisiones. Los industriales que cogeneramos hemos recibido positivamente la medida del Gobierno que nos da un poco de aire para seguir trabajando y reclamando un nuevo marco estable que posibilite la operación más allá de 2020 y que fomente nuevas inversiones en renovación de plantas y en plantas nuevas, favoreciendo una mayor utilización de combustibles renovables, gas natural o de bajas emisiones.

Para una industria dos años es apenas nada. Con una visibilidad tan corta no se puede planificar la actividad productiva ni se pueden tomar decisiones de futuras inversiones. Desde ACOGEN pedimos al Ejecutivo un desarrollo regulatorio que aporte certidumbre y seguridad para planificar la actividad industrial a medio y largo plazo, manteniendo y potenciando las contribuciones de la cogeneración a la transición ecológica y a la competitividad.

Nos felicitamos de que el RDL reconozca que la cogeneración es un instrumento relevante para la mejora de la eficiencia energética y la reducción de las emisiones en la industria y que resulta necesario y urgente extender su vida útil para que toda la capacidad siga operativa, evitando que cuantiosos recursos económicos tengan que ser destinados a su sustitución en un momento en que la financiación será un recurso escaso. El RDL señala que la industria necesita seguir operando sus cogeneraciones con un mínimo de rentabilidad y que su cierre significaría la escalada de costes energéticos, pérdida de eficiencia del sistema energético y aumento de emisiones, ya que las empresas tendrían que sustituir la cogeneración por consumo eléctrico y equipos generadores de calor equivalente.

En el RDL se afirma que es urgente evitar la pérdida de eficiencia del sistema y de rentabilidad de sus operadores puesto que en 2018 y 2019 finalizan su vida útil decenas de instalaciones con una potencia estimada de 248 MW, de los que 237 MW son instalaciones de cogeneración de alta eficiencia que utilizan combustibles renovables o gas natural.

La cogeneración es pura eficiencia energética, indispensable para esa transición ecológica y permite que cientos de industrias del país generemos el calor y la electricidad que necesitan nuestros procesos productivos con alta eficiencia económica y ecológica. Desde 600 industrias intensivas en calor contribuimos a la generación de riqueza y de empleo, porque el 20% del PIB industrial nacional se fabrica con cogeneración, en empresas que mantienen más de 200.000 empleos directos, empleos estables, cualificados y de calidad. Si hablamos de grandes cifras, la cogeneración genera casi el 12% de la electricidad del país, empleando el 25% de la demanda nacional de gas y satisfaciendo el 23% de la demanda de energía final de la industria española.

El reconocimiento de la cogeneración en el mundo

La cogeneración está implantada en todo el mundo pero especialmente en los países desarrollados y en aplicaciones asociadas a la industria, mayoritariamente. En Estados Unidos existen unos 82.400 MW instalados de cogeneración, en más de 3.600 industrias que producen el 12% de su electricidad nacional. En la Unión Europea aún hay más, esa potencia instalada se eleva hasta los 125.000 MW que superan el 12% de la electricidad de la UE y el 15% de su demanda de calor. Alemania es líder en cogeneración con más de 37.000 MW, como no podía ser menos dada su fortaleza industrial. Le sigue Italia con 8.500 MW, y Holanda, Polonia, Finlandia y España en sexto lugar con unos 4.600 MW operativos en la actualidad. La relevancia de la cogeneración industrial en Europa y en España es incontestable.

 

A más cogeneración, más industria. Un binomio ganador

Fabricar conjunta y simultáneamente el calor y la electricidad es un principio científico y tecnológico de máxima eficacia económica y medioambiental y plenamente vigente. La cogeneración es economía y mayor generación de actividad, pues la impulsa a la industria: a más cogeneración, más industria. Es una correlación intrínseca y contrastada que promueven y aplican las economías más industrializadas.

La cogeneración implica un ahorro de energía primaria y emplea menores recursos energéticos para producir las mismas demandas de calor y de electricidad. Y este ahorro energético se traduce en mayor competitividad. Y, además, es la herramienta perfecta que impulsa a las industrias a un mayor conocimiento, compromiso y mejor gestión de la energía.

La economía requiere de mercados eficaces y los cogeneradores somos agentes clave en los mercados de electricidad y del gas. Somos muchas industrias independientes imprescindibles para aumentar la actividad y la competencia en esos mercados, aportando generación, demanda y servicios al sistema eléctrico y gasista, y contribuyendo así de manera sostenible al mantenimiento y desarrollo de sus infraestructuras.

La participación de la cogeneración en el mercado mayorista de electricidad logra que los precios sean entre 5,5 y 8 euros MWh menores y para el gas, su desarrollo y su futuro en la transición energética se asienta con base firme en la cogeneración y en la industria.

La cogeneración sí aporta más de lo que se recibe

Los resultados de lo que la cogeneración aporta son tangibles y cuantificables en eficiencia energética, reducción de emisiones y ahorro de agua. Las contribuciones de la cogeneración al país se cuantifican en ahorros anuales de 14 millones de barriles de petróleo, de 8 millones de toneladas de CO2 y 25 millones de metros cúbicos de agua. El valor económico de estas aportaciones de la cogeneración al sistema eléctrico nacional suma hasta 1.420 millones de euros, resultando un superávit para el sistema eléctrico de 667 millones de euros. La cogeneración genera superávit económico y ecológico a los sistemas energéticos, aporta más de lo que se recibe.

Tras el reconocimiento del Gobierno del papel clave de la cogeneración y la señal a su continuidad, los cogeneradores continuamos necesitando un marco estable que nos aporte certidumbre, seguimos expectantes y brindamos toda nuestra leal colaboración a lo largo de los próximos meses para poder ultimar los desarrollos reglamentarios que afiancen el futuro.

La industria que cogenera necesita una regulación que fomente nuevas inversiones porque una empresa empieza a morir cuando deja de planificar inversiones, pero para planificarlas es preciso tener visibilidad a largo plazo. Confiamos en que 2019 sea un año de tranquilidad y de esperanza para los cogeneradores, con la actividad asegurada temporalmente y la esperanza de contar pronto con el plan renove para que continúen las importantes contribuciones que esta tecnología aporta al país. Y también para que las perspectivas vayan permitiendo planificar nuevas inversiones en nuestras plantas que potencien el futuro industrial competitivo para España.

Nos enfrentamos al reto de cómo evolucionar para colaborar al cambio de modelo productivo que el futuro nos demanda. Para abordarlo, las industrias consideramos que es vital preservar todas las valiosas contribuciones que la cogeneración aporta hoy y poder contar con un nuevo marco que regule la actividad y fomente inversiones. Los industriales que cogeneramos estamos comprometidos con el futuro de nuestro país, con la transición ecológica, con una economía sostenible y con lograr un sistema industrial y energético más eficiente y también más competitivo. Entramos en 2019 con nuevos e importantes retos, esperanzados ante la definición del nuevo marco normativo.

Artículos sobre cogeneración | 10 de enero de 2019

Próximos eventos

 

Últimas entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información
 energetica21.com - Revista de generación de Energía y Eficiencia Energética  

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional